Líderes firman pacto electoral

TEGUCIGALPA, Honduras — Los principales líderes políticos hondureños firmaron un pacto en el que se obligan a aceptar los resultados de las elecciones generales que se celebrarán en noviembre, con el objetivo de evitar que se produzca un fraude o un estallido de violencia.

El acuerdo, denominado “Compromiso de garantías mínimas para la ética y la transparencia electoral”, fue alcanzado gracias a la mediación de las Naciones Unidas y embajadas en el país y fue presentado por Edo Stork, representante del Plan de Naciones Unidas para el Desarrollo y el embajador de Alemania Daniel Kempken.

De la firma del compromiso la noche del miércoles participaron los ocho partidos políticos que compiten en la arena electoral y los candidatos presidenciales con más posibilidades de victoria, Xiomara Castro de Libertad y Refundación (Libre), Juan Orlando Hernández del Partido Nacional y Salvador Nasralla del Partido Anticorrupción.

El compromiso contempla aspectos como el rechazo a “la promoción de toda forma de violencia verbal o física, antes, durante y después de las elecciones”, “evitar el uso de los recursos públicos a favor o en contra de cualquier organización política” y evitar “el proselitismo en los actos del Estado o en el manejo de los programas sociales”.

También anuncia que los partidos proporcionarán al Tribunal Supremo Electoral la información financiera sobre sus ingresos y gastos de campaña electoral, rechazarán las prácticas de oferta de dinero, empleos, regalos, contratos, compra de votos y garantizarán la secretividad (secreto) del voto y el llenado correcto de las actas.

Las últimas encuestas señalan como probable ganadora a Castro, candidata de Libre y esposa de Manuel Zelaya, el presidente derrocado por un golpe de Estado en junio de 2009.

El partido Libre, creado por los partidarios de Zelaya sobre las bases de la resistencia al golpe de Estado, compite por primera vez en una contienda electoral que se caracterizará por el fin del bipartidismo que ha caracterizado a Honduras durante más de un siglo.