Acaba el tiempo para la reforma

Senadores defienden la propuesta migratoria en Arizona
Sigue a El Diario NY en Facebook
Acaba el tiempo para la reforma
Los senadores de Arizona, John McCain y Jeff Flake admitieron que el tiempo se agota.
Foto: AP

PHOENIX, Arizona.— Los senadores de Arizona John McCain y Jeff Flake defendieron ayer su propuesta de una reforma migratoria, pero admitieron que el tiempo se termina y que los próximos meses serán cruciales para lograr su aprobación antes de finales de año.

Los senadores republicanos, que forman parte del denominado “Grupo de los ocho” que impulsó el plan bipartidista para una reforma migratoria que fue aprobado el pasado mes de junio por el Senado, hablaron sobre los puntos más importantes de esta propuesta durante un foro público patrocinado por varios medios de comunicación locales en Arizona.

Los senadores rechazaron los argumentos de críticos de la reforma que aseguran que los indocumentados quitarán trabajos a ciudadanos de este país y enfatizaron la necesidad de poner en marcha a nivel nacional el programa federal “E-verify”, que obliga a las empresas a verificar el estatus migratorio de sus empleados, y penalizar a las compañías que contraten trabajadores “sin papeles.”

McCain dijo que “respetan” el trabajo que están haciendo sus colegas en el Congreso, a pesar de que éstos rechazaron discutir la propuesta aprobada por el Senado, y aseguró que está convencido de que, de alguna forma u otra, se debe enfrentar el problema.

“Encuestas revelan que la mayoría de los estadounidenses aprueban una reforma migratoria, esperamos que al final los deseos del pueblo sean escuchados”, enfatizó McCain, quien consideró que cualquier plan debe de incluir un camino a la ciudadanía.

El senador republicano consideró que aprobar una reforma migratoria no debe de “beneficiar” a ningún partido político, pero aseguró que la aprobación de esta legislación pondrá en el “mismo nivel” al partido republicano para “competir” por el importante voto latino.

McCain aseguró que uno de los puntos más importantes de este plan es la seguridad fronteriza, un tema de sumo interés para estados fronterizos como Arizona.

“A diferencia de la amnistía de 1986 cuando se otorgó un estatus migratorio a los indocumentados y después el Congreso no aprobó los fondos necesarios, esta legislación otorga de inmediato el dinero necesario para incrementar la seguridad en la frontera”, recordó McCain.