Dos latinos en Brooklyn se disputan escaño en Concejo

Desarrollo urbano enfrenta a concejal Sara González con su retador Carlos Menchaca por el Distrito 38
Dos latinos en Brooklyn se disputan escaño en Concejo
Carlos Menchaca y Sara González tienen propuestas para mejorar la calidad de vida de los residentes de NYC y en especial, los del distrito 38.
Foto: Cortesía

Brooklyn – La contienda por el puesto de concejal del Distrito 38 en Brooklyn se ha convertido en una batalla entre dos latinos sobre quién podrá defender mejor los intereses de la comunidad ante la posible llegada de desarrolladores urbanos al área.

“Rechazo la construcción de residenciales de lujo. Williamsburg es un ejemplo del desplazamiento que podría generarse en el Distrito 38,” dijo Carlos Menchaca, único rival para desbancar a la concejal Sara González en las primarias del 10 de septiembre.

Menchaca, un activista gay que sería el primer mexicano-americano en el organismo municipal, se refiere a la posible revitalización del muelle de Sunset Park, uno de los vecindarios de la zona. El área cuenta con nueve millones de pies cuadrados, mayormente sin usar.

Aunque el diseño es una posibilidad, el aspirante dice que “sólo se necesita un concejal para que la zonificación del área cambie” a un proyecto residencial.

El candidato, de 32 años, mencionó el apoyo que González, quien lleva una década como funcionaria, recibió de Jobs for New York, un comité político que representa a la poderosa Junta de Bienes Raíces de Nueva York (REBNY).

Además, la postulante, de 64, ha recibido contribuciones de más de una docena de compañías inmobiliarias, según la página web de la Junta de Financiamento de Campañas (CFB).

Linda Sarsour, una activista de ascendencia palestina y directora de Arab American Association of New York, hace eco de lo que dice Menchaca.

“Los electores rechazamos que urbanistas tomen la línea costera para la construcción de condominios de lujo, pero la concejal no escucha nuestras voces”, dijo Sarsour. “Ella les ofrece nuestra tierra en bandeja de plata”.

“Nunca he respaldado la construcción de viviendas en la línea costera”, respondió la funcionaria de origen puertorriqueño, quien rechazó el alegado vínculo con los constructores. “Quiero dejar en claro que se trata de un comité de gasto externo”, afirmó.

Fuentes de la campaña de González también señalaron que Menchaca recibió fondos de grandes compañías constructoras. Forest City Ratner es una de las inmobiliarias que aparece en la lista de donantes, de acuerdo con la CFB.

Los candidatos se acusan mutuamente de desinformar a los electores del distrito, que incluye los vecindarios de Sunset Park, Red Hook, Greenwood Heights y partes de Bay Ridge y Park Slope.

El activista gay, quien recibió el apoyo de la congresista Nydia Velázquez, denunció una campaña que busca ubicarlo como un aspirante desconocido para la comunidad.

Asegura que esta información “negativa” fue distribuida por Jobs for New York, que aportó $1.3 millones a las campañas de 17 candidatos a concejal, incluida la boricua.

Por el momento, la candidata ha recaudado casi $110,000, pero su rival no anda muy lejos, con cifras de $81,000.

El mencionado sitio de internet muestra largas listas de donantes asiáticos que favorecen a González.

“La concejal tiene una fuerte presencia entre negociantes chinos, pero trabajadores y estudiantes podrían tener preferencia por Menchaca”, dijo Irene Tung, activista comunitaria china de Sunset Park.

Si bien los latinos integran el 48% de la población del distrito, el voto de la comunidad asiática es trascendental. Según el Censo, el Distrito 38 tiene 167,967 habitantes, de los cuales 61,058 son de esta última.

La organización Common Cause destacó que la población asiática en edad de votar se incrementó en un 36%, mientras que los hispanos aumentaron sólo un 13%.

Según la lista oficial de contribuyentes, numerosos pequeños negocios asiáticos apoyan la campaña de González. Sin embargo, la Asociación Sing Lin de Manhattan, con influencia en el Barrio Chino a lo largo de la Octava Avenida, avaló a Menchaca.