Organizaciones abogan por profesionales indocumentados

Algunas de las organizaciones pro inmigrantes se reunieron para pedir al gobierno considerar la situación de los profesionales indocumentados que no pueden ejercer debido a su estatus migratorio
Sigue a El Diario NY en Facebook
Organizaciones abogan por profesionales indocumentados
Sergio Covarrubias-García lucha por el derecho a ejercer su profesión al igual que los jóvenes estudiantes que no cuentan con documentos.
Foto: Yurina Melara / La Opinión

LOS ÁNGELES.- Un grupo de líderes y expertos se reunió hoy para pedir a la administración del presidente Obama que tenga coherencia en el manejo de las políticas con respecto a los jóvenes estudiantes y profesionales inmigrantes indocumentados.

El abogado Sergio Covarrubias-García, quien por ser indocumentado no puede ejercer profesionalmente en Estados Unidos, recibió hoy el apoyo de Dream Bar Association, una organización nacional que defiende el ejercicio profesional de los abogados indocumentados, así como de otras organizaciones de California que luchan para que los graduados universitarios indocumentados puedan ejercer su profesión.

En la rueda de prensa auspiciada por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés), para pedir que García y otros indocumentados profesionales en leyes y medicina puedan ejercer, participaron también representantes del Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF, en inglés) así como la abogada experta en inmigración Jessica Domínguez y el abogado del Centro Nacional de Leyes Inmigratorias (NILC, en inglés), Nicholas Espiritu.

García entró por primera vez a Estados Unidos con su familia cuando tenía 17 meses de edad y permaneció en el país hasta los nueve años, cuando regresó a México con sus padres.

El padre del hoy abogado regresó a Estados Unidos y obtuvo una visa de residente bajo la ley de amnistía de 1986. García, quien reingresó al país a los 17 años, aplicó por un permiso de residencia legal, que ha estado pendiente durante 18 años y que se espera sea resuelto en el 2019.

Graduado de la Escuela de Leyes Cal Northern, García solicitó la admisión al Colegio de Abogados de California y aprobó el examen en el 2009, en su primera presentación. Fue admitido y juramentado en la Asociación de Abogados y recibió una licencia para practicar el derecho en California.

No obstante, el Departamento de Justicia se opuso a la admisión de García al Colegio de Abogados de California en razón de su estatus de inmigrante indocumentado, aunque ese no es un requisito específico para ejercer la profesión en el estado, se destacó hoy.

El caso de García será revisado ante la Corte Superior de California en San Francisco el 4 septiembre.

El abogado, de 36 años, manifestó hoy su convicción de que se le devolverá su licencia y poder ejercer su profesión en California.