Acusado de matar a expareja en El Bronx se declara inocente

Dionis Espinal compareció este jueves a la Corte Criminal del condado donde se le formularon cargos por el asesinato de su expareja y madre de su hija, Katherine Germán
Acusado de matar a expareja en El Bronx se declara inocente
Contra Dionis Espinal todavía está pendiente la acusación formal por parte de un Gran Jurado.
Foto: POOL / Anthony del Mundo

EL BRONX — Vestido con el mismo mameluco blanco con el que salió del precinto 45 para ser llevado a la cárcel, Dionis Espinal, se declaró ayer inocente de la muerte de su expareja Katherine Germán en la Corte Criminal de El Bronx.

Aunque todavía está pendiente la acusación formal por parte de un Gran Jurado, a Espinal, de 31 años, se le formularon cargos por asesinato en segundo grado, homicidio en primer grado, posesión criminal de un arma y desobediencia criminal a la corte.

La fiscal Svetlana Kolomeyer resaltó en la audiencia que el asesinato se realizó a pesar de la orden de protección en la que se le ordenaba mantenerse alejado de la víctima, de 20.

La orden temporal había sido emitida por la juez Jeanette Rodríguez Morick el 15 de agosto —tan solo 13 días antes del crimen— y era válida hasta el 8 de octubre. Un dictamen inicial fue emitido en mayo, cuando Espinal golpeó a Germán dejándola con un ojo morado y el labio partido. Esto había causado la suspensión de su licencia de taxista por la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC).

Según la acusación, el hispano mató a la mujer cerca de las 4 a.m. del miércoles. El acusado persiguió en su taxi a Germán, madre de su hija de un mes, mientras ella viajaba en otro vehículo con un amigo. Tras chocar su auto contra el de ellos hizo volcar el coche, salió del taxi y la apuñaló en el cuello, pecho y otras partes del cuerpo en presencia del hombre no identificado. Según informes, Espinal declaró que vio salir a la pareja de un motel del área.

La ropa del agresor quedó tan ensangrentada que las autoridades tuvieron que colocarle el mameluco blanco para ser sacado del cuartel policial y para su comparecencia en corte.

Camille Abate, abogada de oficio nombrada por la corte, declaró que su cliente sólo tiene antecedentes por un delito menor, algo que contará a la hora de dictar sentencia.

La juez Verna Saunders ordenó que Espinal siguiera detenido sin fianza y fijó su próxima comparecencia para el 3 de septiembre.

David Birnbaum será el fiscal que le hará la presentación formal de los cargos en el caso por violencia doméstica. De ser declarado culpable, podría ser condenado a un mínimo de 25 años y un máximo de cadena perpetua.