Republicanos se muestran de acuerdo en varios asuntos

Republicanos se muestran de acuerdo en varios asuntos
Los precandidatos republicanos a la Alcaldía de Nueva York, Joe Lhota (centro) John Catsimatidis (izq.) y George McDonald (der.) durante el debate de anoche.
Foto: AP

NUEVA YORK — Los postulantes republicanos a la Alcaldía de Nueva York saborearon anoche la posibilidad de que sus propios hijos fueran detenidos y revisados por la Policía en la práctica conocida como “Stop & Frisk” que ellos abiertamente apoyan. Aunque sus respuestas revelaron ligeros matices, no abandonaron su respaldo a esta medida.

Mientras George McDonald fue rotundo para señalar que su hijo John nunca sería detenido, sus rivales John Catsimatidis y Joe Lottha plantearon que les preguntarían sobre las circunstancias en que ocurrió la detención. Catsimatidis dijo que mantendría el “Stop & Frisk” pero con cambios.

Los candidatos respondieron a una artillería de preguntas ante un panel de periodistas conformado por Juliet Papa de 1010 WINS, Marlene Peralta de EL DIARIO LA PRENSA, y Marcia Kramer de CBS 2, teniendo como moderador a Maurice Dubois de CBS 2.

Los tres candidatos se mostraron de acuerdo en revelar sus expedientes médicos y las medicinas que ingieren. Mientras Lhota habló de un linfoma “de hace seis o siete años” y alta presión, Catsamitidis reveló una diabetes “al igual que uno de cada ocho neoyorquinos”. McDonalds respondió que fue a su médico y le dijo “que puede manejar la ciudad” pidiéndole en cambio a Catsamitidis que hiciera pública también su declaración de impuestos.

Cuando se tocó el tema de la vivienda pública, ninguno de los postulantes republicanos estuvo de acuerdo en su privatización, pero cada uno expuso su forma de mejorarla y reducir el crimen. Fue aquí que Catsamitidis cuestionó la habilidad de Lhota con los números cuando éste le criticó su plan de colocar vigilancia policial las 24 horas durante los siete díás de la semana.

“Eso haría sacar a 3,000 policías de las calles”, dijo Lhota. “Estoy decepcionado de tus matemáticas”, respondió Catsimatidis, indicándole que los 325 edificios en problemas sólo requerirían 1,200 agentes. Y de los números pasaron a los condones criticando una propuesta de la demócrata Christine Quinn para hacerlos más grandes y de mejor calidad. Catsimatidis estuvo en desacuerdo con la distribución gratuita entre los menores, pero que si se reparten “deberían ser los mejores”.

McDonald fue más allá y dijo preferir que sean hechos en Nueva York como una forma de crear empleos. Lhota se limitó a criticar a Quinn por tener los condones como tema de campaña. Las primarias se realizarán el próximo 10 de septiembre.

Alrededor de la web