Pequeño Kevin regresa a Ecuador tras obtener sonrisa en NY

Gracias a Blanca's House, de Long Island, y a doctores del hospital universitario de Stony Brook, el menor de 10 años cuenta con una expresión de galán de telenovelas
Pequeño Kevin regresa a Ecuador tras obtener sonrisa en NY
HERMOSO, Kevin Rosero posa frente a las fotos que muestran como lucía antes.
Foto: AP / Frank Eltman

STONY BROOK, N.Y. — En el hospital de la Universidad de Stony Brook en Nueva York era difícil distinguir este viernes quién tenía la sonrisa más espléndida, si el menor ecuatoriano Kevin Rosero o los doctores que lo operaron 10 veces este año.

Este viernes se informó que en los próximos días, Rosero, de 10 años, regresará a su país de origen con su labio inferior reparado. Que el menor pudiera recuperar la sonrisa se logró gracias a que la organización benéfica Blanca’s House, de Long Island, que provee asistencia a personas necesitadas en Ecuador, Nicaragua y El Salvador.

Kevin es el segundo paciente que la entidad trae a Estados Unidos para que reciba tratamiento, explicó la portavoz Kerry O’Sullivan. En su caso particular, el centro médico también aportó.

“Me siento bien”, exclamó el menor a un grupo de reporteros en el hospital. Cuando el chico arribó al país norteamericano, no hablaba inglés. Pero Rosero comenzó a asistir a una escuela elemental guiado por una familia que lo acogió en Miller Place y ya domina el idioma.

Más allá de su nueva sonrisa, el pequeño se emocionó en varias ocasiones cuando le agradeció a los médicos la labor realizada.

“Me siento un poco triste”, expresó.

Los doctores explicaron que el chico, quien viajó desde Riobamba, nació con una rara y masiva malformación venosa en sus labios. Debido a la condición, no podía comer con facilidad. Además, los cirujanos temían que eventualmente pudiera quedarse ciego o morir.

Alexander Dagum, jefe de cirugía plástica y reconstructiva en el hospital, comenzó a examinar a Kevin hace un año en una misión que realizó a Ecuador. Allí determinó que el menor requería tratamiento intensivo por varios meses. A partir de ese momento, iniciaron los procesos para su traslado a EEUU.