La libertad del Chrysler 200

La libertad del Chrysler 200
El Chrysler 200 convertible es uno de los vehículos ideales para la aventura.
Foto: Chrysler

Nueva York — El Chrysler 200 Convertible, sigue la tradición y los pasos de los LeBaron y Sebring que fueron sumamente populares en las tres últimas décadas.

Nuevo para este año el Chrysler 200 trae una barra estabilizadora delantera que se aumentó de 25 mm a 27 mm. Estos ajustes sumados a una mejor amortiguación, mejoran la conducción y el control del cuerpo en movimiento. Además de algunos menores detalles de equipamiento, casi no hay cambios de la versión anterior.

Está disponible en los modelos Touring, Limited y S.

Viene de serie con llantas de acero de 17 pulgadas, accesorios de potencia, espejos con calefacción, control de crucero, aire acondicionado, asiento conductor regulable en altura, volante inclinable y telescópico, un asiento trasero plegable y divisible 60/40 y un sistema de sonido de cuatro bocinas con reproductor de CD y una entrada auxiliar de audio.

The Limited mejora los servicios del Touring, con faros antiniebla, un motor V6, tapicería de cuero y un sistema de sonido Boston Acoustics con seis bocinas. Las opciones incluyen un sistema de navegación con el tráfico en tiempo real.

El convertible Limited puede equiparse con un techo duro retráctil.

El techo del convertible, puede ser pedido con una capota de lona convencional o un techo duro retráctil, que claro es más caro, pero promete una mayor seguridad y más aislamiento del ruido. La parte superior de accionamiento eléctrico despliega o retrae en unos 30 segundos.

El asiento trasero de la lista de arriba es una de las más espaciosas en el segmento, proporcionando fácilmente asientos funcionales para adultos. El 200 convertible también ofrece uno de los maleteros de más grandes dimensiones en el segmento, es enorme.

El Chrysler 200 convertible viene de serie con frenos antibloqueo, control de tracción y estabilidad, reposacabezas activos y airbags laterales delanteros montados con protección para la cabeza.

El Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras dio al 200 convertible una marca de “buena” en las pruebas de impacto lateral frontal de y de compensación.

Me encantó su andar. Es uno de los convertibles más suaves del mercado. El manejo es superior a la media del segmento y la suspensión se equilibra hábilmente con el consiguiente confort de marcha. Su dirección es decente, aunque no tan comunicativa como algunos de la competencia, como el Ford Mustang convertible.

El motor V6 de 3.6 litros del Limited es energético y ofrece una robusta aceleración. La transmisión automática de seis velocidades es sumamente suave.

El Chrysler 200 Convertible es una alternativa muy interesante para los clientes que quieren las ventajas de una coupé y la verdadera libertad al aire libre de un convertible, todo a un precio accesible.

La cabina también es bastante amplia, con suficiente espacio para las piernas traseras.

Por ser espaciosa, con un suave andar y su comodidad, el Chrysler 200 se erige como uno de los mejores opciones en el segmento de los convertibles.