Arrodillados piden ‘milagro’ de reforma

LOS ANGELES — Cientos de inmigrantes se postraron ayer de rodillas y clamaron por el milagro de que el Congreso apruebe una reforma que legalice a 11 millones de indocumentados.

Varios miles de inmigrantes respondieron ayer domingo en el centro de Los Angeles a la marcha por la reforma migratoria con pancartas que pedían el fin de las deportaciones, de la separación de familias y que puedan salir de las sombras en este país.

“Pedimos que se pongan de rodillas y de esa forma y orando con los ojos abiertos pedimos un milagro para que en este 2013 se apruebe la reforma migratoria y no en el 2015”, expresó el reverendo Walter Contreras, quien fue uno de los numerosos oradores.

Desde una tribuna improvisada de un camión, el pastor de una congregación de 1,500 iglesias evangélicas invitó a asistentes a ponerse de rodillas, lo que respondieron a una sola voz y fue impresionante ver una iglesia ambulante con gran devoción.

Ante la petición en pleno bulevard Olympic muchos levantaron las manos al cielo y otros mantuvieron en alto decenas de banderas de Estados Unidos junto con sus pancartas con consignas a favor de la reforma.

En el improvisado templete también estremeció la participación de la niña estadunidense Kimberly García, quien vestida de charra cantó un tema que provocó lágrimas entre los asistentes.

La canción, a ritmo de música ranchera, habla de una niña que en este país le dicen que tiene derechos por ser estadunidense y por haber nacido aquí, pero quien no tiene derecho a tener a su lado a sus padres deportados.