Con un pie afuera del IME

De representar a los mexicanos en el exterior, Valdivia será embajador

Guía de Regalos

Con  un pie afuera del IME
Arnulfo Valdivia, actual director del IME.
Foto: La Opinión - J. Emilio Fliores

MÉXICO, D.F.— Arnulfo Valdivia se encuentra con un pie afuera del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) después de ochos meses en la dirección. Sólo espera que el Senado ratifique en los próximos días la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto para hacerlo embajador de México en Colombia.

“Desafortunadamente quedaron muchos temas pendientes”, reconoció ante su inminente partida al país sudamericano.

En los últimos años, la Cámara Alta aprobó a todos los embajadores y cónsules promovidos por el mandatario en turno, algunas veces sin citar a comparecer a los diplomáticos como marca el protocolo legislativo.

Valdivia dice en entrevista con este diario que su nombramiento es “un ascenso en su carrera” que aceptó después de sentar las bases para que en un futuro las secretarías de Estado incorporen en su estructura de trabajo un área especial para los migrantes, como ya sucede actualmente en la Sedesol, con el progama 3×1, o la Secretaría de Salud con sus ventanillas en consulados.

“Si ya hay políticas públicas con enfoque de género o con enfoque indigenista o para atender a los discapacitados, ¿por qué no tener un enfoque migratorio para que realmente se atiendan las demandas en cada una de las dependencias?”, observa.

Él éxito de estas políticas — si se concretan-— ya no lo verá de cerca, pero “tiene fe” en que la documentación será incorporada en el Programa Nacional de Migración que elabora la Secretaría de Gobernación.

Expectativas opuestas tienen organizaciones de oriundos que desde hace una década esperan que el IME tenga un mayor poder de ejecución o presión para que se atiendan las demandas de los paisanos.

“El problema es que tiene poco peso político para ver concretadas nuestras demandas porque la estructura está diseñada para darnos el avión y luego olvidarnos en alguna burocracia”, comenta Francisco Moreno, del Consejo de Federaciones Mexicanas.

Para el nuevo director del IME, los retos empatarán con la discusión de la Reforma Migratoria. “Es un parteaguas en la historia de los mexicanos en EEUU y el IME debería de tener un papel relevante, mesas redondas o acercar a los líderes de las comunidades aquí con los cabilderos en Washington, o sea, ser un articulador, un apoyo”, dijo Moreno

Manuel Rodela, de la Federación de Clubes Zacatecanos del Norte de Texas, sugiere al Gobierno mexicano mantener el mayor tiempo posible al funcionario a la cabeza. “Apenas tomamos confianza con uno y lo quitan y no podemos dar seguimiento a los temas”.