Sergio Romo defiende derechos de inmigrantes en EEUU

El taponero chicano de los Gigantes, que arruinó la fiesta en honor a Mariano Rivera, participa activamente en la lucha de los indocumentados

Guía de Regalos

Sergio Romo defiende derechos de inmigrantes en EEUU
Sergio Romo luce una camiseta con el mensaje 'I just look illegal' (Sólo me veo como un ilegal) el año pasado cuando los Gigantes ganaron la Serie Mundial.
Foto: AP

Nueva York — Las voces clamaron para que su héroe entrara a rescatar al equipo después de que le rindieron un homenaje para el recuerdo, y fue así que Mariano Rivera corrió a la loma con el partido perdido 2-1 en la octava, buscando impedir que se hundiera el barco de su fiesta y se ahogara la esperanza de alcanzar los playoffs.

No podría haber mejor libreto para una tarde dedicada al cerrador panameño.

Llegó el noveno episodio y Rivera hizo lo suyo. El manejador gigante, Bruce Bochy, respondió enviando a su brazo cerrador, el mexicano Sergio Romo, un declarado admirador del 42 de los Yankees.

Romo enfrió a sus tres contrincantes y apagó las luces de la fiesta al más puro estilo del lanzador panameño que, por si fuera poco, cargó con la derrota en el día de su homenaje.

“Para mí era un juego de la temporada regular”, dijo el cerrador de los Gigantes al finalizar el partido. “Tenía que lanzar y salvarlo”.

Un partido más, otro día de trabajo, que tuvo un matiz aún mayor por el escenario en que se daba, como el mismo Romo reconoció.

“Pero no se me va a olvidar, más porque me tocó una bola de Mariano Rivera“, dijo mientras mostraba una de las pelotas que lanzó durante el partido. “Además, el juego que yo salvé fue su último juego en Nueva York. ¡Wow! Para mí es especial”.

Su alegría era singular porque el mexicano sabe bien que Mariano, la leyenda andante, lo conoce de nombre y ahora también de brazo, como relata el lanzador sobre el encuentro que tuvieron en un ascensor de esta ciudad durante el Juego de Estrellas.

“Me encontré con él en el elevador del hotel y le dije, “Tú eres un modelo y un héroe del juego. Y él me dijo, ‘Gracias Romo'”, recordó. “No más porque dijo mi nombre…. Tuve que dar un paso para atrás porque me conocía. Ahora sé que no soy invisible para él”.

Esa es una de las invisibilidades que Romo y su brazo de 36 salvamentos este año ha logrado vencer. Hay otra aún más grande de la que Romo se ha vuelto voz y le ha dado sabor, literalmente.

Sergio Romo con los indocumentados

Son pocos los deportistas que alzan la voz en nombre de causas sociales, y Sergio Romo es uno de esos al hablar sobre los derechos de los inmigrantes indocumentados, por quienes literalmente se pone la camiseta.

Romo vistió una camisa que decía ‘I only look illegal’ (yo solamente me veo como un ilegal), cuando los Gigantes desfilaron por San Francisco tras ganar la Serie Mundial del año pasado. Fue un gesto que llamó la atención de muchos porque hasta ahora hay pocos que abiertamente digan algo sobre las condiciones en que viven los indocumentados.

“Siendo primer generación chicano, he tenido experiencias no tan malas, pero han sido serias que me han hecho aprender mucho de la vida y de qué percepción tienen muchas personas de nosotros”, comentó.

Romo apareció después en un video de la organización DREAM is Now (encabezada por Laurene Powell Jobs, la viuda del fundador de Apple, Steve Jobs) urgiendo a la aprobación del proyecto de ley DREAM Act, que ayudaría a jóvenes indocumentados que sus padres trajeron al país cuando aún eran niños a ir a la universidad, enrolarse en el ejército y eventualmente obtener la residencia legal.

“Me metí en esto para llamar la atención de otros chicanos, de otros inmigrantes, que tienen sueños de venir para vivir una vida suave, linda y preciosa”, manifestó. “Quiero llamar la atención a los problemas que enfrentamos”.

Para quitarle lo amargo a la incertidumbre en que viven los inmigrantes (las propuestas para una reforma migratoria se han debilitado recientemente) el lanzador prestó su imagen para que una compañía de helados, Three Twins Ice Cream, creara el sabor a chocolate mexicano Sergio Romo, cuyo sabor es descrito como ‘ilegal’.

“Este es un asunto importante para mí porque yo sé lo que es que te juzguen con tan sólo mirarte”, señaló. “Estoy haciendo esto para la raza. Quiero subir el nombre de la raza, la percepción que tienen de nosotros”.