Karla Loraine de Guatemala aboga por la tolerancia en Miss Mundo

La candidata guatemalteca busca crear un mundo mejor con respeto hacia los demás.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Karla Loraine de Guatemala aboga por la tolerancia en Miss Mundo
Karla Loraine asegura que ha crecido como persona con esta experiencia.
Foto: Facebook

Karla Loraine, representante de Guatemala en el certamen de Miss Mundo 2013 cuya final tendrá lugar este sábado en la isla indonesia de Bali, aboga por la “tolerancia y el respeto” de las personas como premisa para crear un mundo mejor.

“Deberíamos aprender a ser más tolerantes con las otras personas”, comenta a Efe esta morena guatemalteca, quien incide en el respeto entre culturas, religión y diferentes maneras de pensar para construir “un mundo mejor”.

Esta belleza, que trabaja en su país como diseñadora de interiores, destaca “la bonita experiencia” de participar en el certamen a pesar de añorar a su familia, amigos y la comida de su país.

“La despedida será difícil (…) Hemos formado un gran grupo de amigas”, destaca la políglota modelo quien ya habla de manera fluida en cuatro idiomas, (español, francés, inglés e italiano) y está estudiando chino mandarín.

Miss Mundo, celebrado por primera vez en 1951, califica la belleza integral, seguridad, conciencia social, elegancia, personalidad, pose y salud física de las candidatas procedentes de más de 130 países.

La final del certamen, que tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Bali, será seguida en directo por más de 200 millones de espectadores en todo el mundo, según apuntan los organizadores.

“Estos días en Bali nos han hecho crecer como persona, somos mujeres diferentes de como llegamos y como nos vamos”, afirma esta deidad, quien durante los momentos de distensión ha enseñado a algunas de sus compañeras a bailar salsa, merengue y otros ritmos latinos.

“Todas ya hemos ganado y nos llevamos una corona por participar”, sentencia la guatemalteca, de 25 años de edad, que en su tiempo libre colabora en su país con organizaciones dedicadas a paliar el hambre.

La ganadora, que tradicionalmente se traslada a Londres a vivir, pasará su año de reinado visitando proyectos benéficos y obras sociales alrededor del mundo.