Entre sus ‘momentos’ y los niños

Julieta Venegas prepara proyectos musicales infantiles, mientras comienza su tour

Los Angeles — Julieta Venegas siempre había eludido las preguntas muy personales pero —aunque lo sigue haciendo—, la llegada de Simona la ha hecho más espóntanea.

Esa niña de tres años ha derribado el muro que ella siempre puso con los medios y sin pensarlo demasiado, como toda madre, se embelese hablando de su hija.

Julieta está más inmersa que nunca en el mundo de los niños, y no sólo porque con Simona todo es música, berrinches, risas, juegos y momentos que la derriten.

“Para mi todo es distinto”, confesó. “Antes las cosas se acomodaban a mi tiempo, ahora a las etapas de Simona; mi prioridad era hacer giras, discos, ahora son otras… me gusta hacer todo el numerazo [sic] de mamá: llevarla, traerla, cuidarla”.

Esa experiencia maternal se verá reflejada en dos proyectos infantiles en los que dejará huella: la cinta “El niño de piedra” y en el musical teatral “El curioso incidente del perro a medianoche”.

“Estoy encantada con esta historia, y más porque es una película animada y completamente mexicana, tiene una historia mágica”, dijo.

El otro proyecto, es la musicalización de la obra basada en el libro del escritor inglés Mark Haddon que trata de un niño con asperger (autismo).

“Toda la música es instrumental, yo estoy encantada. Había hecho música para teatro hace muchísimo tiempo y ahora que me estoy reencontrando (con ella) estoy fascinada. Tratar de emitir emociones sólo con la música es súper bonito”.

Entre “Los momentos”, nombre de su último disco, Julieta Venegas vive también la etapa de la constante repetición de la música infantil, por deseos de la pequeña.

“Cuando me invitaron a este proyecto —de la película— lo sentí como algo que me podía salir natural, porque como cualquier papá o mamá, me tengo que chutar [sic] todo el repertorio que le gusta a mi hija”, comentó. “Estoy tan metida en escuchar a Cri-Cri que cuando me invitaron al proyecto sabía por donde lo podía llevar”.