“Cierre de Gobierno” sí podría golpear tu bolsillo

Aunque solamente los empleados federales dejarían de recibir su sueldo, algunos comerciantes también se verán afectados
“Cierre de Gobierno” sí podría golpear tu bolsillo
Muchos vendedores de recuerdos a turistas podrían ver afectadas sus finanzas, por la falta de visitantes como consecuencia del cierre de parques, museos y monumentos nacionales.
Foto: AP

Washington — Una de las principales preocupaciones de los ciudadanos tras el cierre de Gobierno es si esto le afectará directamente el bolsillo, si sus sueldos serán suspendidos o si sus negocios serán cerrados. Y aunque hay mucha información que se ha dedicado a alarmar a los estadounidenses sobre las consecuencias negativas del cierre, es fundamental mantener las perspectivas y poner la situación en contexto.

Lo más importante que se debe tener claro es que solamente los trabajadores federales considerados no esenciales, calculados en unos 800,000, son los que dejarán de recibir su sueldo. Esto significa que si no trabajas para el Gobierno, sí seguirás obteniendo tu salario cada quincena.

Si por el contrario laboras en una agencia federal que se dedica a realizar investigaciones médicas o académicas, o a procesar documentos de gobierno, lo más seguro es que ya hayas recibido un memorándum indicando que a partir de hoy no podrás volver a trabajar y tu sueldo será suspendido. Esto incluye a los empleados de los parques nacionales y el zoológico en Washington DC, quienes al no ser considerados trabajos esenciales, fueron mandados a sus casas. Esto trae como consecuencia, que todos los parques del país que dependen de fondos federales para funcionar son cerrados.

Y es aquí donde muchos sí podrían ver efectos más directos a sus bolsillos. Si por ejemplo eres dueño de una pequeña empresa que se dedica a organizar fiestas y ya tenías unos cuantos contratos para preparar cumpleaños en un parque nacional, lo más seguro es que tengas que suspender los preparativos y cancelar los eventos, lo que implicaría que tus clientes no te pagarán por el servicio y hasta la comida se te quedaría fría. Otro ejemplo es que si eres una persona cuyos ingresos dependen de la venta de artículos en lugares turísticos, también sentirás efectos negativos con el cierre, ya que muchas de las atracciones que dependen del Gobierno como museos y monumentos también fueron cerradas, lo que ahuyentará a los visitantes.

A continuación te presentamos una lista de los efectos directos que tiene el cierre y de las actividades o servicios que no se ven afectados:

  • ESTO SI: La parálisis de Washington afectará desde el principio tanto lugares remotos como a la capital, por ejemplo, los parques nacionales. Todos los servicios en los parques serán cancelados. Los campistas tienen 48 horas para marcharse. Muchos parques, como el de Yellowstone, estarán cerrados al tránsito y algunos quedarán completamente inaccesibles. Los museos Smithsonian en Washington cerrarán, al igual que el zoológico, donde las cámaras registran cada movimiento del cachorro panda que nació el 23 de agosto.

Se prohibirá el acceso a la Estatua de la Libertad en Nueva York, el recorrido Loop Road en el Parque Nacional Acadia en Maine, el recorrido Skyline Drive en Virginia y el Parque Histórico Independencia Nacional de Filadelfia, donde están el Independence Hall y la Campana de la Libertad.

En el Parque Nacional del Gran Cañón se impedirá la entrada del público al parque y a los miradores a lo largo de una carretera estatal del parque que sí permanecerá abierta.

  • ESTO NO: En algunos parques, donde el acceso no es controlado con puertas de entrada, el público podrá continuar sus recorridos en vehículo, bicicleta o a pie. Posiblemente la gente no deje de recorrer el Appalachian Trail, por ejemplo, y los parques con carreteras que los atraviesan, como el Great Smokies, probablemente sigan abiertos.

Las autoridades no se lanzarán a buscar en todo el Parque del Gran Cañón, de 485,633 hectáreas (1,2 millones de acres), en busca de personas; quienes ya hayan comenzado recorridos o estén en campamento en los parques o descensos por el río Colorado podrán completar sus actividades. El cuidado y alimentación de los animales del Zoológico Nacional continuará como es habitual.

  • ESTO SI: La Comisión de Apelaciones de Veteranos de Guerra suspenderá sus fallos, lo que significa que las decisiones sobre algunas reclamaciones por discapacidad presentadas por exmilitares se demorarán más de lo normal. Si el cierre del gobierno dura semanas, podrían ser interrumpidos los pagos por incapacidad y por pensiones.
  • ESTO NO: Continuarán funcionando la mayoría de los servicios del Departamento de Asuntos de Veteranos; el 95% del personal está excluido de la paralización de funciones o tiene presupuesto para continuar pagándoles en tiempo y forma.

Los programas de servicios médicos del departamento reciben sus asignaciones de fondos con un año de anticipación, así que los exmilitares pueden continuar viendo a sus médicos, comprar sus medicamentos y acudir a los hospitales del departamento, así como a las clínicas ambulatorias.

Los empleados pueden procesar los pagos de beneficios hasta finales de octubre, cuando comienza a terminarse el dinero a la entidad.

  • ESTO SI: No se aceptarán nuevos pacientes en investigaciones clínicas en los Institutos Nacionales de Salud, entre ellos 255 programas para pacientes de cáncer; continuará la atención a los actuales que reciben servicios. Las actividades federales de investigación médica se reducirá y quedará afectada la capacidad del gobierno para detectar e investigar brotes de enfermedades. Las solicitudes de subvenciones se aceptarán pero no se procesarán.
  • ESTO NO: La implementación de ley de reforma de los servicios médicos del presidente Barack Obama seguirá su curso. El martes arrancan los mercados de los seguros médicos en todo el país, que comenzarán a aceptar clientes, cuya cobertura se inicia en enero. Los elementos centrales de la ley son un derecho social, como el Seguro Social, así que sus recursos no dependen de las asignaciones del Congreso. Esa es la razón por la que los republicanos han intentado explícitamente retirarle dinero a la ley.

Un estancamiento en la aprobación del presupuesto federal tiene pocas consecuencias en el llamado Obamacare.

En cuanto al funcionamiento de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el personal reducido en el Centro Clínico de los NIH atenderá a los pacientes que ya reciben atención mientras que los animales destinados a la investigación continuarán recibiendo el cuidado de siempre.

  • ESTO SI: La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) suspenderá la mayoría de sus inspecciones alimentarias de rutina.
  • ESTO NO: El Departamento de Agricultura mantendrá sus inspecciones de carnes. La FDA continuará haciéndose cargo de retirar del mercado productos de alto riesgo.
  • ESTO SI: Las quejas de los pasajeros de las aerolíneas encontrarán oídos sordos en el gobierno, que no podrá tampoco realizar nuevas pruebas de seguridad en los automóviles ni procesar información para llamar a revisión vehículos defectuosos. Las investigaciones internas del Departamento del Transporte sobre fraudes quedarán congeladas y habrá un avance más lento en el reemplazo del sistema de tráfico aeronáutico del país, basado en radar, por un sistema GPS. La mayoría de los investigadores de accidentes de aviones, trenes o ductos dejarán de trabajar sin sueldo, pero podrían llamarlos de regreso al trabajo en caso necesario.
  • ESTO NO: Los controladores de tráfico aéreo, inspectores de seguridad de las aerolíneas y muchos técnicos que mantienen en funcionamiento el transporte aeronáutico seguirán en sus puestos. Los viajeros no verán muchos cambios. El ferrocarril Amtrak afirma que puede mantener sus operaciones con normalidad un tiempo con los ingresos que recibe por la venta de boletos, pero tendrá problemas sin subsidios federales a largo plazo. Los empleados de la Dirección Federal de Aviación (FAA) en los aeropuertos, la mayoría de los trabajadores de la Dirección Federal de Autopistas, así como los inspectores federales de seguridad de autobuses y camiones, seguirán en sus puestos, porque se les paga con el dinero que se cobra a los usuarios. Los inspectores de trenes y ductos continuarán trabajando también.