Cierre del gobierno “no es un maldito juego”, dice Boehner

Presidente de la Cámara de Representantes lanza serias acusaciones contra los demócratas
Cierre del gobierno “no es un maldito juego”, dice Boehner
Hoy, manifestantes frente al Congreso pidieron a John Boehner que apruebe las medidas presupuestarias que permitan reabrir el gobierno de EEUU.
Foto: AP / Evan Vucci

Washington, 4 oct – El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., John Boehner, republicano, acusó hoy a los demócratas de tratar como si fuera “un juego” la paralización parcial de la Administración y les instó a negociar y afrontar “el problema de gasto” público.

En una rueda de prensa, Boehner aseguró que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, “no está dispuesto a hablar” hasta que los republicanos se rindan en su intento de vincular sus ataques a la reforma de salud con la búsqueda de un acuerdo presupuestario.

“Su actitud es: ‘No nos importa cuánto dure esto, porque estamos ganando’. Esto no es un maldito juego“, exclamó Boehner.

“Los estadounidenses no quieren el cierre (paralización) de la Administración, y yo tampoco”, afirmó. “Queremos que haya justicia” con respecto a la reforma de salud, “es tan simple como eso, pero tiene que empezar con una simple conversación”, añadió.

Los republicanos piden desde el martes la convocatoria de un comité de conciliación que reúna a miembros de ambas cámaras del Congreso para negociar sobre esta severa crisis, pero los demócratas mantienen que sólo lo harán cuando la oposición permita reabrir todas las actividades de la Administración.

En la Cámara baja tiene mayoría el Partido Republicano, en el que presiona además intensamente su ala derecha, el Tea Party, para proseguir con esta estrategia de “pulso” con la Casa Blanca, mientras en el Senado el control está en manos del Partido Demócrata.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja, Eric Cantor, recordó hoy que ese hemiciclo ha aprobado un proyecto de ley que provee de fondos al Gobierno del Distrito de Columbia, los Parques Nacionales y los Institutos Nacionales de Salud (NIH), cuyos cierres administrativos están entre los que han despertado más quejas.

Hoy, la Cámara prevé votar para reabrir la Administración Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) y el Servicio Nacional Meteorológico (NWS), con el fin de que puedan afrontar la amenaza de la tormenta tropical “Karen”, que se aproxima a la costa sur del país, explicó Eric Cantor.

La Cámara Baja trabajará también este sábado, cuando se prevé votar “para asegurarse de que todos los empleados federales que han sido cesados reciban su salario cuando acabe el cierre (paralización administrativa) del Gobierno”, anunció el mismo congresista.

No obstante, la Casa Blanca ha advertido que rechaza una reapertura de la Administración por partes (“a trozos”), y hoy expresó su oposición a las propuestas legislativas sobre el NIH y los Parques Nacionales, que “restauraría sólo actividades muy limitadas” de esas dependencias federales.

“Considerar proyectos de ley de gastos de esta forma no es una manera seria ni responsable de gestionar el Gobierno de Estados Unidos. En lugar de abrir unas pocas funciones, la Cámara de Representantes debería reabrir toda la Administración“, señaló la Casa Blanca en un comunicado.