Mexicana la madre de la asesinada “Baby Hope”

Tras 22 años, al fin el NYPD se acerca al esclarecimiento del caso
Sigue a El Diario NY en Facebook
Mexicana la madre de la asesinada “Baby Hope”
Un afiche colocado el 23 de julio pedía ayuda para obtener información sobre 'Baby Hope' la niña hallada muerta en una hielera hace dos décadas.
Foto: AP

NUEVA YORK — La madre de “Baby Hope” (“Bebé Esperanza”), la niña hasta ahora sin identificar que fue encontrada muerta dentro de una hielera en Washington Heights hace 22 años, es de origen mexicano y ha sido localizada e interrogada por la Policía, según informó ayer el comisionado Raymond Kelly.

Una llamada a la línea de ayuda Crime Stoppers puso a los detectives bajo la pista de la mujer, cuya maternidad sobre la fallecida fue confirmada después de practicarle pruebas de ADN la semana pasada.

Según John McCarthy, comisionado de Comunicaciones del NYPD, una mujer llamó a la Policía y dio información acerca de la conversación que escuchó años atrás en una lavandería.

Específicamente, la mujer que dio la pista, recordó la conversación al ver las historias en los medios de comunicación que el verano pasado recapitularon el hecho, según McCarthy.

Los detectives hallaron a la mujer que estaba hablando del caso y quien resultó ser la hermana mayor de ‘Bebé Esperanza’, quien fue hallada por algunos trabajadores de construcción el 23 de julio de 1991, en el área boscosa de un parque a lo largo del Henry Hudson Parkway, cerca a la calle Dyckman, en Washington Heights.

Según la Policía, el cuerpo desnudo estaba en alto nivel de descomposición, haciendo suponer que la hielera fue dejada varios días antes de su hallazgo. Además, murió asfixiada.

“Estamos investigando el caso como un asesinato“, dijo el comisionado. “Seguimos hablando con personas de interés en el caso”.

La Policía busca determinar quién tenía la custodia de la menor en ese momento ya que —según el reporte del médico forense— la pequeña tenía señas de desnutrición y abuso sexual.

Las autoridades informaron que en momento del hallazgo “Bebé Esperanza” parecía tener entre tres y cinco años, pesaba unas 25 libras y medía unos 3″2′. Su cabello estaba agarrado en una cola con un elástico amarillo.

La Policía no hizo público el nombre de la menor o de la madre, ya que parece ser que la mujer vivía con miedo al padre de la menor y por eso nunca avisó a las autoridades.

Fuentes policiales indicaron a El Diario/La Prensa que el NYPD está a la búsqueda del padre, quién huyó con la niña y su hermana mayor en 1991.

El nombre de “Baby Hope” le fue dado por detectives del NYPD por el apego que empezaron a sentir hacia su caso, reveló en una reciente entrevista Jerry Giorgio, uno de los investigadores originales, que ya está retirado.

Tras permanecer dos años en la morgue sin ser identificado, el cadáver de la pequeña fue enterrado en el cementerio St. Raymond de El Bronx, en un funeral que organizó el propio Departamento de Policía y al que asistieron alrededor de 500 personas.