El Papa Francisco ora por la salud de Cristina Kirchner

El pontífice dijo a la presidenta de Argentina que pide a la Virgen "que la fortalezca para que pueda volver a sus responsabilidades cotidianas".
El Papa Francisco ora por la salud de Cristina Kirchner
A las muestras de apoyo por la salud de Cristina Kirchner se unió el Papa Francisco.
Foto: AP

Argentina.- El Papa Francisco le mandó un telegrama a la presidenta Cristina Kirchner deseando el restablecimiento de su salud para que pueda nuevamente volver a sus responsabilidades cotidianas, mientras la mandataria se recupera tras una operación en el cráneo, donde tenía un hematoma producto de una caída.

“En estos momentos tan particulares, deseo hacerme presente con mi oración por usted y el total restablecimiento de su salud”, comienza el mensaje, dirigido simplemente a “Cristina”.

“Por medio de estas palabras, le ruego me sienta presente”, continúa el exarzobispo porteño Jorge Bergoglio y le prometió su “oración y cercanía“, al día siguiente de que operaran “con éxito” a la Presidenta.

Pido a la Virgen María, Nuestra Señora de Luján, que la fortalezca a usted, para que mantenga alta la esperanza y pueda nuevamente volver a sus responsabilidades cotidianas”.

“No me olvido de sus familiares en estas duras circunstancias, ni tampoco del personal médico que la asiste, suplicando al Señor que le dé luz para que acierte en sus decisiones”, continuó.

Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa la cuide“, concluyó el primer Papa argentino, en su mensaje.

EXCMA. SRA. CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER

PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

BUENOS AIRES

CRISTINA:

EN ESTOS MOMENTOS TAN PARTICULARES, DESEO HACERME PRESENTE CON MI ORACIÓN POR USTED Y EL TOTAL RESTABLECIMIENTO DE SU SALUD. POR MEDIO DE ESTAS PALABRAS, LE RUEGO ME SIENTA PRESENTE. LE ASEGURO MI ORACIÓN Y CERCANÍA. PIDO A LA VIRGEN MARÍA, NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN, QUE LA FORTALEZCA A USTED, PARA QUE MANTENGA ALTA LA ESPERANZA Y PUEDA NUEVAMENTE VOLVER A SUS RESPONSABILIDADES COTIDIANAS. NO ME OLVIDO DE SUS FAMILIARES EN ESTAS DURAS CIRCUNSTANCIAS, NI TAMPOCO DEL PERSONAL MÉDICO QUE LA ASISTE, SUPLICANDO AL SEÑOR QUE LE DÉ SU LUZ PARA QUE ACIERTE EN SUS DECISIONES.

QUE JESÚS LA BENDIGA Y LA VIRGEN SANTA LA CUIDE.

CORDIALMENTE,

FRANCISCO PP

En el área de terapia intensiva de la Fundación Favaloro, la presidenta Cristina Kirchner pasó la primera noche después de la operación en el cráneo a la que fue sometida ayer por la mañana. La mandataria deberá permanecer en cuidados intensivos hasta que le quiten el drenaje y después podrá pasar a una habitación común. El parte médico de hoy será difundido al mediodía.

Ayer, después de casi dos horas de operación, Cristina superó con éxito la intervención quirúrgica que le practicaron para quitarle un hematoma en el lado derecho del cráneo, hematoma que fue detectado sorpresivamente el sábado último y que le había generado un hormigueo en el brazo izquierdo y pérdida parcial de su fuerza muscular.

El parte médico difundido al mediodía fue breve: detalló que se trató de “una cirugía sin complicaciones” y que se le realizó la “evacuación” del hematoma subdural -provocado por un golpe en la cabeza hace dos meses-. Según anunció el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, la segunda comunicación oficial será dada a conocer este mediodía.

La jefa de Estado permanecerá por lo menos cinco días internada para el seguimiento de su posoperatorio.

El posoperatorio inicial debe hacerse en una unidad de cuidados intensivos para descartar cualquier tipo de complicación precoz relacionada con la cirugía.

Durante las primeras 24 o 48 horas, a los pacientes sometidos a esta cirugía se les suele indicar que se mantengan en una posición plana. Pasado ese período, empiezan a incorporarse y, si todo va bien, pueden pasar a una habitación general.

Antes de recibir el alta en la Fundación Favaloro, la Presidenta deberá someterse a un control clínico y de imágenes.

El posoperatorio requiere determinadas medidas

Cuidados intensivos: Se controla radiológicamente la zona del hematoma. Puede haber molestias leves en el cuero cabelludo y un pequeño vendaje.

Internación: Generalmente no excede los cuatro o cinco días. Antes de recibir el alta, el paciente se somete a un control clínico y de imágenes.

Revisión y prevención: A los diez días se retiran los puntos. Al mes se hace una tomografía. En el 15% de los casos los hematomas pueden volver a producirse.