Imputan cargos a terrorista

EDITORES: AMPLIA con contexto. Con AP Fotos.

WASHINGTON — Después de una semana de interrogatorios, un sospechoso de terrorismo libio que estuvo detenido a bordo de un navío de guerra norteamericano ya se encuentra en Estados Unidos, dijeron ayer las autoridades.

Abu Anas al-Libi es sospechoso de pertenecer a al-Qaida. Fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos lo sacaron de Libia luego de una incursión el 5 de octubre.

Será enjuiciado en Manhattan, donde fue acusado por delitos federales hace más de una década. Se espera que sea sometido a juicio para determinar si contribuyó en un plan e hizo tareas de vigilancia para un atentado contra embajadas de Estados Unidos en África en 1998.

Preet Bharara, fiscal federal en el distrito sur de Nueva York, confirmó que al-Libi fue transferido y puesto bajo custodia el fin de semana. Se espera que hoy se le instruya de cargos.

El gobierno del presidente Barack Obama asumió las críticas el año pasado cuando decidió procesar en Nueva York al que ha reconocido ser el autor intelectual de los atentados del 11 de septiembre Khalid Sheikh Mohamed, en lugar de en la prisión militar estadounidense en la bahía cubana de Guantánamo. Sin embargo, después de revertir el curso, el gobierno ha tramitado con éxito varios casos de terrorismo en tribunales civiles.

Un agente federal de seguridad y otros dos funcionarios del gobierno dijeron que al-Libi llegó a Nueva York el sábado. Los funcionarios hablaron en forma anónima porque no están autorizados a hacer pronunciamientos públicos sobre el tema.

Oficiales de inteligencia lo interrogaron durante una semana a bordo del U.S.S. San Antonio en el Mediterráneo. Los interrogatorios en el mar han reemplazado los sitios secretos de la CIA porque el gobierno prefiere retener a presuntos terroristas e interrogarlos sin acceso a abogados.

Los lazos del libio con al-Qaida datan desde los primeros años del grupo terrorista, de acuerdo con documentos judiciales. Esto lo volvería una valiosa fuente de información sobre la historia de la organización. Por otra parte, no está claro si al-Libi puede ofrecer información fresca sobre el grupo, el cual ha sido golpeado y fragmentado.

Al-Libi tiene problemas de salud crónicos y será examinado médicamente.