Madre de “Baby Hope” trabaja cuidando niños

La mujer es descrita por sus vecinos como "agradable" y "muy normal"
Madre de “Baby Hope” trabaja cuidando niños
Durante más de dos décadas la madre de "Baby Hope" mantuvo silencio sobre su hija.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — La inmigrante mexicana Margarita Castillo, cuya hija de 4 años fue asesinada en un caso que ha tardado más de dos décadas en empezar a resolverse es una mujer agradable, que saluda a sus vecinos y que cuida de niños para ganarse la vida, dijeron este lunes los vecinos de la hispana.

Aun así se desconoce por qué Castillo no denunció a la policía la desaparición de su hija Anjélica, cuyo cadáver fue encontrado en 1991 dentro de una hielera abandonada en una autopista de Manhattan. El nombre de la niña fue descubierto por la policía hace poco, tras años de investigación que convirtieron el caso en un gran misterio y que hicieron que la pequeña fuera conocida como “Baby Hope“.

“Estoy muy sorprendido. Ella es una señora muy normal. Me la encuentro casi cada día y charlamos un poco”, dijo Miguel de la Rosa, un vecino de Castillo, en el barrio de Elmhurst, en Queens. “Mis hijas se criaron con las de ella aquí, hace muchos años”.

Castillo no abrió la puerta de su apartamento este lunes a varios medios de comunicación, incluida The Associated Press. Según el diario Daily News, Castillo dijo en horas de la mañana a los periodistas que “está devastada” y que “está esperando justicia”.