Acusado de matar a “Baby Hope” tenía celular en el 1991

Conrado Juárez sólo tendría que evidenciar que su hermana lo llamó a ese teléfono, como él alega, para fortalecer su testimonio
Acusado de matar a “Baby Hope” tenía celular en el 1991
En manos de las autoridades el que se haga justicia por la horrenda muerte de "Baby Hope".
Foto: Archivo

NUEVA YORK – Si este martes 22, Conrado Juárez presenta evidencia en el tribunal de que en el 1991 pagaba por el servicio de teléfono celular, entonces tendría bastante credibilidad el testimonio que ofreció al periódico The New York Times sobre la forma en que murió Anjélica Ramírez, mejor conocida como “Baby Hope”.

En una extensa entrevista ofrecida desde la neoyorquina cárcel de Rickers Island, Juárez dijo que la Policía de la Ciudad de Nueva York lo obligó a confesar que había violado, sodomizado y asfixiado a la menor, de sólo 4 años, antes de deshacerse de su cuerpo. El confinado alegó que la verdadera causa de muerte de “Baby Hope” fue que se cayó por las escaleras del apartamento donde vivían en Queens.

Cuando supuestamente eso pasó, Conrado Juárez sostiene que su hermana Balvina lo llamó a su teléfono celular para dejarle saber y pedirle ayuda para disponer del cuerpo. El New York Times especificó que en el 1991 sólo 3% de toda la población de Estados Unidos tenía un teléfono celular.

Así las cosas, con sólo revelar la compañía con la cual tenía contratado su servicio telefónico, las autoridades podrían verificar si son ciertas sus declaraciones. Si esa llamada, en efecto, se realizó.

Si no, entonces Conrado Juárez tiene que buscar de qué otra forma se defenderá de los cargos de asesinato no premeditado que enfrenta. La policía sostiene que el hombre, de 52 años, asistente de cocina, les confesó haber abusado de la niña y haberla asfixiado con una almohada para que nadie escuchara sus gritos.

“Es por eso que me encuentro en este lío”, dijo en la entrevista en la que añadió que estaba resignado a pasar el resto de sus días en prisión.

Su abogado, Michael Croce, se negó a formular comentarios este viernes sobre lo declarado por su cliente en esa entrevista. Croce ha cuestionado la validez de las declaraciones que según la policía Juárez realizó tras 12 horas de interrogación.

“Quisiera saber qué pruebas tienen aparte de esa supuesta confesión”, insistió Croce este viernes.

Juárez deberá regresar a la corte el 22 de octubre para ver si será encausado. Croce dijo que le ha aconsejado a Juárez no formular declaraciones ante el jurado investigador.