Las mamografías salvan vidas

Este examen preventivo es gratuito gracias a la nueva Ley de Salud Asequible.

Guía de Regalos

Las mamografías salvan vidas
Idonia Ramos sobrevivió al cáncer de seno gracias a las mamografías.
Foto: La Opinión - /Patricia A. González-Portillo

Los Angeles — Idonia Ramos es prueba viviente de que las mamografías pueden salvar vidas. Fue ese examen simple el que detectó su cáncer de mama, y gracias al cual logró sobrevivir.

Es por eso que ella insiste que las mujeres en su comunidad se enteren sobre la importancia de hacerse ese examen.

“Siempre le pregunto a las mujeres que conozco y con las que les tengo confianza, ‘¿Te has hecho tu examen anual?'”, señaló esta salvadoreña de 54 años. “Más mujeres deben tomar el control de su salud y hacerse sus mamografías cada año”.

Bajo la histórica Ley del Cuidado de Salud, el deseo de Ramos se va a convertir en una realidad.

La ley conocida como ‘Obamacare‘, hace los servicios preventivos para las mujeres más accesibles que nunca, ya que elimina los co-pagos y deducibles para varios exámenes preventivos.

Los nuevos planes de salud deben cubrir ocho servicios de salud para las mujeres, incluyendo mamografías, la prueba de Papanicolaou, exámenes de diabetes durante el embarazo y métodos anticonceptivos. Las mamografías son particularmente importantes para las latinas y otras minorías más afectadas por el cáncer de mama.

“Las mujeres son más propensas a hacerse mamografías cuando tienen seguro médico”, señaló Martin Serota, Director Médico de AltaMed Health Services, una organización sin fines de lucro que brinda servicios de salud a las comunidades marginadas en Los Ángeles.

“A través de las mamografías, vamos a detectar el cáncer de mama más temprano y vamos a reducir las complicaciones y la mortalidad asociadas con este cáncer”, agregó Serota.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS) recomienda mamografías anuales y exámenes clínicos a las mujeres de 40 años o más.

Adicionalmente, la Sociedad recomienda que las mujeres entre los 20 y los 39 años de edad se sometan a un examen de senos clínico al menos una vez cada tres años, según Kristina Martel, Directora de Comunicaciones Corporativas de la Sociedad Americana Contra el Cáncer en California.

Una mamografía es un examen simple de rayos X que se utiliza para detectar y diagnosticar enfermedades del seno en mujeres que tienen problemas como un bulto, dolor o secreción del pezón, así como para mujeres que no muestran problemas con sus senos.

“Las mamografías no duelen”, dijo Carla Benavente, técnico de mamografías en Providence Little Company of Mary Women’s Imaging Center en Torrance, al referirse al estigma asociado con los exámenes tradicionales.

“No comprimimos el pecho de la forma en que lo hacíamos antes con máquinas más antiguas. Hoy se utiliza un equipo digital y aunque hay que comprimir los senos, no es muy apretado”, aseguró Benavente.

Ana Argüello se hizo una mamografía una vez hace seis años. Hoy en día, la residente de Long Beach de 45 años dice que no cree que sea necesario hacerse la prueba porque su médico no la ha recomendado oficialmente.

“No hay razón para hacérmelo”, comentó. “Me hago mis exámenes físicos generales una vez al año”.

Pero al margen de sus exámenes anuales, los expertos en salud recomiendan las mamografías, especialmente ahora que gracias a Obamacare, están más disponibles que nunca, y aconsejan que los pacientes les pregunten a sus doctores sobre este examen que salva vidas.

“Nuestras mujeres latinas están cada vez más al tanto de la importancia de las mamografías”, dijo el doctor Serota.

“Pero todavía hay una gran cantidad de latinas de primera generación que no ven esto como un tema muy importante”, acotó.

Ramos se enorgullece al llamarse ‘libre del cáncer‘. Pero aunque sus días de quimioterapia quedaron en el pasado, Ramos siempre “cumple su deber” de recordarle a las mujeres sobre la importancia de los exámenes de senos.

Ella se siente agradecida con ‘Obamacare’ por ayudarle a crear conciencia sobre estos exámenes simples, como el que le salvó la vida.

El cáncer de mama no discrimina edad, ingresos o situación legal“, dijo Ramos, quien es coordinadora de logística en una empresa de ropa y voluntaria de la Sociedad Americana Contra el Cáncer.

“La nueva ley está abriendo las puertas para que las mujeres se hagan sus exámenes preventivos y presten más atención a su salud”, agregó la hispana.