Gusto por el coquito se extiende entre latinos en EEUU

La competencia "Los Maestros del Coquito" se celebra en Boston, Bridgeport y Philadelphia para que los paladares degusten la tradicional bebida puertorriqueña
Gusto por el coquito se extiende entre latinos en EEUU
Establecimientos dominicanos, ecuatorianos y cubanos son los que más solicitan el producto en NYC.
Foto: Cortesía

Nueva York — El tradicional concurso “Los Maestros del Coquito” superó los límites neoyorquinos. Los paladares expertos y los poco conocedores podrán degustar la popular bebida navideña en Boston, Bridgeport, y Philadelphia.

Deborah Quiñones, fundadora de la afamada competición, expresó que un creciente gusto por el coquito puertorriqueño en la comunidad latina, es la razón para realizar la competencia fuera de la Gran Manzana.

“Tenemos concursantes de Cuba, República Dominicana y Sudamérica. Muchos viajan desde Pensilvania y Boston deseosos de llevarse el título “Maestro del Coquito”, aman esta bebida como si fueran boricuas”, enfatizó.

En el invierno de 2002, Quiñones, fundadora de la Federación Internacional del Coquito, inició el concurso en la sala de su departamento, en El Barrio. “Debbie”, como la conocen en el vecindario, organizó la competencia luego de la muerte de un amigo cercano, quien se llevó a la tumba la receta del coquito tradicional.

“Los restaurantes latinos están incluyendo al coquito en el menú de temporada. Los menos tradicionalistas ofrecen la bebida en helado o sabor chocolate”, comentó Quiñones. “Muchos preferimos mantener la receta original”.

La puertorriqueña Leslie Colón, de East Harlem, se considera una tradicionalista de la bebida. La ganadora del segundo lugar de “Los Maestros del Coquito”, en 2009, distribuye la bebida a unos 20 restaurantes latinos en los cinco condados, en colaboración con su socia, la dominicana Jacqueline Alemán.

Colón destacó que establecimientos dominicanos, ecuatorianos y cubanos son los que más solicitan el producto.

“Soy una amante del coquito tradicional. En cada sorbo está el calor de la familia y el sabor a fiesta, es una bebida para alegrar al corazón”, apuntó Alemán. “Aunque no soy puertorriqueña, respeto la historia y la tradición”.

Con la empresa “Cokolicious“, las comerciantes intentan promover la receta tradicional en la industria del restaurante, a diferencia de otros chefs más osados, que están experimentando con el coquito de pistache, entre otros sabores.