Papa arremete contra la corrupción

Papa arremete contra la corrupción
El Papa Francisco se reunió ayer con la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla (i) en la Ciudad del Vaticano.
Foto: efe

Ciudad del Vaticano/Notimex — El Papa Francisco arremetió ayer contra la “diosa mordida” durante un sermón en el cual fustigó la corrupción de empresarios y políticos, que comparó con la droga.

Durante su misa matutina, que presidió en la capilla de su residencia vaticana -Santa Marta-, el pontífice inició su reflexión a partir del pasaje bíblico del administrador deshonesto, cuya viveza fue alabada por su patrón.

“Este administrador es el ejemplo de la mundanidad. Algunos de ustedes podrá decir: Pero ¡este hombre hizo aquello que hacen todos! ¡Todos, no!”, dijo.

“Algunos administradores de empresas, administradores públicos, algunos administradores del gobierno. Quizás no son tantos, pero es aquella actitud del camino más breve, más cómoda para ganarse la vida”, agregó.

Criticó la “costumbre de la mordida”, a la cual calificó de mundana y “fuertemente pecadora.” Advirtió que se trata de una actitud que no viene de Dios, porque él mandó sólo a llevar el pan a casa con nuestro trabajo honesto.

El Papa también instó a que la nulidad del matrimonio católico no sea fruto de un proceso apresurado, burocrático, ni genérico, sino que se intente armonizar lo que prescribe el Derecho Canónico con las situaciones concretas de la Iglesia y de la sociedad.

En una audiencia en el Vaticano con participantes del Plenario del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, se refirió en concreto a la figura del “defensor del vínculo” en este tipo de procesos.