De Blasio y Kelly liman asperezas

Alcalde electo asegura que habló con el comisionado de la Policía sobre comentarios
De Blasio y Kelly liman asperezas
El alcalde electo Bill de Blasio, se reunió ayer con el Reverendo Al Sharpton.
Foto: ap

NUEVA YORK — El alcalde electo Bill de Blasio aseguró que limó asperezas con el comisionado de la policía Raymond Kelly, luego de unas declaraciones de éste, en que dijo que todos los candidatos eran una “mier…”.

“Fue una buena conversación, hemos limpiado el aire y estamos avanzando”, dijo de Blasio confirmando que se reunió el viernes con Kelly, sin embargo rehusó dar detalles sobre la conversación.

Menos aún si la charla giró en torno a las recientes declaraciones de Kelly, a la revista Playboy, en la que respondió “absolutamente” cuando se le preguntó si pensaba que los candidatos demócratas eran una “mier…,” por sus ataques en contra de las tácticas policiales iniciadas por él.

Durante su campaña, de Blasio criticó duramente al departamento, por el uso generalizado de parar y registrar, una medida proactiva de Kelly, que éste argumentó que ha ayudado a reducir el índice de criminalidad.

De Blasio, hizo sus declaraciones tras asistir a una reunión con el Reverendo Al Sharpton, en Harlem, para reiterar las prioridades que fueron parte de sus promesas de campaña electoral, en las que incluyó el desmantelamiento de la práctica policial “Parar y Registrar”, la implementación de las clases pre kindergarten, así como la creación de viviendas asequibles.

El encuentro se produjo durante la reunión semanal que se realiza en la sede de la Red Nacional de Acción que preside Sharpton y en la que de Blasio alentó a los presentes a unirse a él para impulsar a los legisladores estatales a que aumenten los impuestos a los ricos, con el fin de financiar programas tan vitales como las clases de pre kindergarten.

“Usted cree que es importante que lo niños tengan acceso al kindergarten, cree que es importante que las personas puedan caminar y que no sean detenidas por su aspecto, o que cada persona tiene el derecho de vivir en su vecindario, usted se unirá a mí y no me dejará solo”, reiteró.

De Blasio, que se describió, no solo como un alcalde electo progresivo, sino también agresivo recalcó que “creo que los habitantes de esta ciudad están listos para el cambio y están dispuestos a ser parte de ese cambio”.

Durante la introducción hecha por Sharpton al alcalde electo, recordó que “ustedes eligieron a un alcalde, no a un salvador”, explicando que los cambios progresistas no son fáciles de hacer, pero “no dudo que con la nueva administración le espera un cambio productivo a la ciudad”.