Seguro para familias de estatus mixto

Padres indocumentados pueden inscribir a sus hijos ciudadanos en el 'Obamacare' sin temor a compartir su información
Seguro para familias de estatus mixto
Aunque usted o su pareja sean indocumentados, no deje de inscribir a sus hijos nacidos en EE.UU., en un seguro de salud.
Foto: authors

Nueva York — Las familias con estatus migratorio mixto —algunos de sus miembros son indocumentados y otros son ciudadanos o residentes legales—, no deben tener miedo al inscribirse en los nuevos seguros médicos.

Tanto las autoridades de Salud como las de Inmigración, han reiterado que la información personal que suministren para inscribir a alguno de sus miembros en los seguros creados por la reforma sanitaria, es confidencial y no será compartida con ninguna otra agencia del Gobierno.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE), aseguró que los datos personales provistos en la solicitudes de seguro no se utilizarán con propósitos migratorios.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), conocida como ‘Obamacare’, también establece claramente que los datos proporcionados por los consumidores en el Mercado de Seguros de Salud, sólo se pueden usar para determinar la elegibilidad de cobertura médica y la ayuda financiera para costearla.

Durante el proceso de inscripción, la persona que no posee papeles legales no tiene que proveer información sobre su estatus migratorio ni su número de seguro social, en caso de que posea alguno, cuando solicite cobertura para sus familiares o sus hijos.

Por lo general, las personas “sin papeles” rehúyen a inscribirse en cualquier programa que involucre al Gobierno, por miedo a “ser descubiertos” y terminar deportados.

Sin embargo, expertos insisten en que los padres indocumentados no deben dejar de participar en el ‘Obamacare’, para que sus niños nacidos en Estados Unidos obtengan la cobertura médica para la que califican y que se merecen. No hacerlo les dejaría como única opción las salas de emergencia de los hospitales.

“Tememos que muchas familias se nieguen la oportunidad de por fin obtener un seguro médico asequible por un miedo sin fundamentos. La confirmación del ICE es clara y contundente: No hay nada que temer y mucho que ganar”, indica Sinsi Hernández-Cancio, directora de Equidad en Salud de Families USA.

La abogada aclara que, aunque las personas indocumentadas, por ley, no pueden obtener cobertura para sí mismos en el Mercado de Seguro de Salud, creado por la ACA, sí tienen derecho a solicitar un seguro para los miembros de su familia que son documentados.

“Ejercer este derecho de sus familiares no pone a la persona indocumentada en peligro de deportación, ni tampoco de sufrir otras consecuencias a causa de su estatus migratorio”, enfatiza.

Según Hernández-Cancio, los indocumentados pueden incluso pedir ayuda financiera para cubrir el costo de los planes de salud de sus hijos ciudadanos. También los pueden inscribir en programas de salud del Gobierno.

Estos programas, que son gratis o a bajo costo, son el Medicaid y el CHIP (Children’s Health Insurance Program), para los residentes de bajos ingresos y que no pueden pagar una seguro médico privado.

Según indica la experta, el miedo de que la solicitud desencadene alguna acción del ICE contra el padre indocumentado, es una barrera significativa para conseguir un seguro de salud para muchas familias actualmente.

Según el Children’s Defense Fund, una entidad sin fines de lucro, 7.2 millones de niños en EE.UU., no tienen seguro médico.

El Centro Hispano Pew estima que unos nueve millones de personas en Estados Unidos pertenecen a familias de estatus mixto, con por lo menos un padre indocumentado y un hijo ciudadano. Un gran número de ellos son de origen hispano.

?>