Investigan a tiendas en NYC por supuesto discrimen racial

Diecisiete establecimientos mayoristas tienen hasta este viernes para entregar al Concejo Municipal información sobre cómo tratan a sus clientes

Guía de Regalos

Investigan a tiendas en NYC por supuesto discrimen racial
La pesquisa inició a raíz de las denuncias contra tiendas en NYC como Barneys por detener a clientes basados en el perfil racial.
Foto: AP

Nueva York — Diecisiete tiendas mayoristas en la Ciudad de Nueva York acusadas de usar el perfil racial con sus clientes tienen como plazo hasta mañana para entregar al Concejo Municipal información acerca de cómo tratan a sus clientes.

“Les pedimos información acerca de qué pasa con las personas que son detenidas en la tienda y que, por una u otra razón, son detenidas”, dijo la comisionada Patricia Gatling durante una audiencia que realizó ayer el Comité de Derechos Civiles del organismo.

La audiencia se enfocó en diversas denuncias de discriminación racial que han sido noticia recientemente, y se mencionaron específicamente a las víctimas Trayon Christian, de 19 años, y Kayla Phillips, de 21, en los almacenes Barneys; además, la del actor Robert Brown en Macy’s.

Las acusaciones son serias y perturbadoras”, dijo Gatling. “Por eso hemos iniciado una investigación a estas tiendas y hemos solicitado que nos den información específica acerca de sus políticas de prevención de pérdidas, procesos para acercarse y detener individuos sospechosos de robo, historial de los detenidos en los últimos dos años, y si la Policía ha estado presente en las tiendas”.

La comisionada espera respuesta para este viernes. De lo contrario, ordenará una citación para obtener la información de cada una de las tiendas.

Entre los otros almacenes que deberán responder se encuentran Century 21, Loehmann’s, Sephora, Target, Bloomingdales, Bergdorf Goodman, Banana Republic, Old Navy, Sears, y The Gap.

Según el concejal Ydanis Rodríguez, estas acusaciones de discriminación racial son “muy frecuentes” y aseguró que se deben impulsar más legislaciones para que los comerciantes sean más transparentes.

“Son casos inaceptables y queremos que las personas de color, de los cuales el 28% son latinos y el 25% afroamericanos, sean tratados como la población anglosajona, que representa un 33% de los neoyorquinos”, indicó la funcionaria.

En la audiencia se mencionaron las celdas de detención que tienen algunos de estos establecimientos, y se cuestionó si existe una relación o acuerdo entre el NYPD y los locales para manejarlas.

“Pedimos al Concejo que se una a New York Civil Liberties Union para pedirle al Fiscal General de Nueva York que investigue al Departamento de la Policía (NYPD)”, sostuvo Donna Lieberman durante su testimonio. “Queremos saber: ¿Hay una división especial asignada a las tiendas mayoristas? ¿Cómo son entrenados para identificar sospechosos? ¿Cómo tienen que intervenir si ven algún sospechoso? ¿Cuál es el protocolo para estos arrestos? ¿Tienen records de los arrestados en estas tiendas? ¿Los interrogan en las celdas de los establecimientos?”.

Un vocero del NYPD se limitó a decir: “No comentamos en demandas pendientes. Actualmente hay una investigación interna acerca de esta situación”.

En la conferencia no se presentó ningún representante de las tiendas mencionadas.

“Es insultante que no hayan venido, no sólo para el Concejo, sino para la ciudad y los clientes de estos negocios”, dijo el concejal Jumaane Williams, quien preside el Comité.

En una carta, el vicepresidente de Macy’s, Edward Goldberg, expresó que no encuentran que sea “apropiado” ir a testificar por las demandas pendientes, y aseveró que “Macy’s no tolera practicas de discriminación, incluyendo perfil racial”.

De la misma forma, el presidente de Barneys envió una declaración indicando que están revisando las prácticas y procedimientos de la tienda “para asegurarse que reflejen su compromiso de rectitud e igualdad”.

En relación con esta situación, la Fiscalía General envió comunicados a las compañías involucradas exigiendo documentos relativos a sus políticas sobre interacciones con entidades gubernamentales en torno al asunto, según un portavoz.

Si alguna persona siente que pudo haber sido víctimas de discriminación, puede llamar al (212) 416-8250.