Sólo un tercio de evacuados de Fukushima desea volver

A dos años y medio del tsunami que provocó el accidente en la planta nuclear, cerca del 29% quiere regresar a sus hogares, según sondeo

Guía de Regalos

Sólo un tercio de evacuados de Fukushima desea volver
Las autoridades evalúan mejorar los sistemas de medición de los índices de radiación en la zona.
Foto: EFE

Japón.- Una encuesta realizada por la Agencia japonesa de Reconstrucción reveló que tan solo un tercio de los evacuados por la crisis nuclear en la central nuclear de Fukushima quiere volver a sus casas, informó este lunes la cadena nipona NHK.

El sondeo, realizado entre agosto y septiembre a más de 3,500 evacuados, reveló que cerca del 26% no quiere regresar a sus casas, incluso en el caso de que el Gobierno decretara como seguras las zonas en torno a la accidentada central de Fukushima.

Como consecuencia de la crisis nuclear en Fukushima, provocada por el paso del devastador tsunami de 2011, aún permanecen evacuadas 52,000 personas que vivían en zonas donde hoy la radiación aún es muy alta.

En la encuesta, otros 1,039 participantes, o cerca del 29%, aseguraron querer volver a sus casas, mientras que el 44% restante se mostró indeciso.

Este último grupo destacó que necesita contar con más información, como saber cuándo abrirán sus puertas las escuelas, tiendas o hospitales de la zona, antes de tomar una decisión.

Además, también quieren conocer con exactitud el índice de radiación y los detalles de los trabajos de descontaminación llevados a cabo en las zonas adyacentes a la planta.

Más de dos años y medio después del accidente, una parte de los evacuados reside aún en casas temporales construidas por el Gobierno y la otra en apartamentos sufragados por la administración.

En función de los niveles de radiación que se registran, se han decretado diversos tipos de zonas alrededor de la central, unas en las que el acceso está terminantemente prohibido, y otras en las que se puede acceder durante el día, pero no se puede pernoctar.

Tanto el Gobierno nipón como el regulador nuclear estudian mejorar los sistemas de medición de los índices de radiación en las zonas de acceso restringido.

En este sentido, buscan, por ejemplo, realizar las mediciones con dosímetros individuales, mucho más precisos, en vez de con aparatos de calibración atmosférica.

Según el Gobierno japonés, el almacenamiento y descontaminación del material radiactivo, la tierra y las zonas verdes en el área restringida entorno a la central de Fukushima tendrá un coste aproximado de

$49,215 millones.