Destituyen al alcalde de Bogotá

EDITORES: Agrega reacciones de Presidencia y más contexto

BOGOTA — La Procuraduría General destituyó ayer al alcalde de Bogotá Gustavo Petro, el segundo funcionario de elección popular más importante de Colombia después del presidente de la República, y lo inhabilitó para ejercer funciones públicas por 15 años, informó el procurador Alejandro Ordóñez, medida que Petro calificó como un golpe de estado al gobierno capitalino.

Más tarde Petro invitó por la red social “a toda la ciudadanía democrática movilizarse en Bogotá y en el país” y que se congregaran en la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá, donde está la sede de la alcaldía capitalina.

Desde su cuenta de Twitter, el alcalde dijo: “Le pido al mundo solidaridad. Estamos ante un golpe de Estado sobre el gobierno progresista en la ciudad de Bogotá”.

La Procuraduría “impuso como sanción al señor Gustavo Francisco Petro Urrego…la destitución del cargo y la inhabilidad general por el término de 15 años para ejercer funciones públicas”, dijo el procurador Ordóñez.

La sanción fue impuesta por “falta gravísima” en el caso sobre un cambio en el sistema de recolección de basuras de la ciudad —de ocho millones de habitantes— en diciembre del año pasado, dijo el Procurador.

En Colombia, la Procuraduría es la oficina que investiga a los funcionarios públicos pero sólo en temas disciplinarios, no penales