Repartidores afectados por la ley

Repartidores afectados por la ley
Las bicicletas con batería son prohibidas por dos leyes locales y esto hará más difícil la repartición de comida.
Foto: EDLPHUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — Dos leyes locales que prohíben el uso de bicicletas eléctricas afectará directamente a los repartidores de comida de la ciudad, según expresaron los propios trabajadores.

Las leyes 2013/040 y 2013/041 entraron en vigencia el pasado 11 de noviembre y estipulan multas de $100 para los negocios que tienen bicicletas eléctricas en sus predios, $250 por cada violación posterior y la confiscación del vehículo en casos reiterados.

“Nos van a dañar a nosotros, los repartidores de comida y a los pequeños negocios”, dijo Carlos Rodríguez, miembro de la organización Movilización Nacional de Trabajadores en Contra de la Explotación (NMASS).

Rodríguez alega que es agotador manejar una bicicleta de pedal por más de 10 horas diarias para ganarse la vida y es aun más duro para los trabajadores que son mayores de edad.

“Hacemos un llamado a los trabajadores que usan bicicletas de batería para organizarnos”, precisó Rodríguez. “También le pedimos al alcalde electo Bill de Blasio que elimine esta ley”.

Algunos repartidores de comida dijeron que con el fin de hacer bien su trabajo y entregar a tiempo los pedidos, hacen uso de bicicletas de batería.

El abogado Shaun Basinski de la organización Urban Justice Center cree que las leyes locales son injustas y que van dirigidas contra los inmigrantes.

Entretanto, la organización Chinese Staff and Workers’ Association se quejó que recientemente algunos policías han detenido a repartidores de comida, dándoles hasta cinco multas juntas.

Un negocio que emplee bicicletas para sus actividades no debe usar “motorized scooter” y no permitirá que cualquier empleado maneje el vehículo en nombre de la empresa, según la ley.