Agente que mató a Andy López cumplió con reglamento

Eso alega la Uniformada tras el regreso del oficial Erick Gelhaus a su trabajo

Agente que mató a Andy López cumplió con reglamento
La comunidad se ha mantenido exigiendo justicia por el crimen.
Foto: Archivo / El Mensajero

SANTA ROSA, California, EE.UU. — El agente Erick Gelhaus, que mató a tiros al adolescente Andy López, de 13 años, no violó los procedimientos de su departamento que regulan el uso de la fuerza letal, dijeron autoridades policiales del norte de California luego de una revisión preliminar.

La muerte a balazos del adolescente hispano, ocurrida en Santa Rosa en octubre a manos del agente policial del condado de Sonoma, ha desatado numerosas protestas. Ayer, dos personas fueron arrestadas durante manifestaciones en las cuales se exige justicia, reportó el periódico The Press Democrat de Santa Rosa.

La revisión efectuada por la oficina del alguacil se basó en una versión inicial de la policía de Santa Rosa, que analiza si a Gelhaus se le deben imponer cargos penales, dijo el vicealguacil Lorenzo Dueñas. La revisión continúa, pero Dueñas dijo que hasta el momento no hay indicios de que el agente no haya seguido los procedimientos adecuados.

Gelhaus les ha dicho a los investigadores que creyó que la carabina de aire comprimido que López traía era un fusil de asalto.

Advertimos discreción con el siguiente video:

Activistas en California se mantienen en protesta por el regreso al trabajo del policía Erick Gelhaus, cuando aun no ha culminado la investigación sobre el incidente.

Michael Rothenberg, quien ayer convocó a una protesta ante la alcaldía y el cuartel del alguacil, exigió que el agente involucrado sea castigado “por una brutalidad policiaca de esa magnitud”.

López llevaba una réplica de municiones de un fusil AK-47 cuando el oficial Gelhaus le ordenó tirar el arma. De acuerdo con informes de la policía, un momento después el alguacil disparó repetidas veces al menor; dos de los impactos fueron mortales.

Gelhaus es el entrenador de disparo con arma de fuego del alguacil de Sonoma y el arma que portaba el menor era de juguete, lo que algunos activistas como Rothenberg cuestionan.

Otros activistas distribuyeron entre la comunidad latina de Santa Rosa un volante que llama a protestas y dice que el regreso del agente a realizar funciones limitadas “es un gran insulto para la comunidad, que ha expresado claramente que Erick Gelhaus debe ser enjuiciado”.

Los familiares del menor presentaron una demanda federal contra el agente Gelhaus. Lo acusan de homicidio.

Mientras, distintos grupos en Santa Rosa reúnen recursos para comprar el lote baldío donde murió López para construir una obra en su memoria.