Bratton reformará “Stop & Frisk” en NYC

El nuevo jefe de la Policía juramentó ayer, por segunda vez, al cargo

Bratton reformará “Stop & Frisk” en NYC
William Brattton mientras juramentaba como nuevo Comisionado de la Policía de Nueva York ante el alcalde Bill de Blasio.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — William Bratton tomó ayer posesión de la fuerza policial más grande de la nación, por segunda vez, prometiendo terminar con la controversial táctica policial conocida como “Detención y cacheo” (“Stop and Frisk”) para de esta forma lograr una mejor relación con la comunidad mientras mantiene a Nueva York como la ciudad más segura del mundo.

Bratton (66) rindió juramento ante el nuevo alcalde Bill de Blasio durante una ceremonia en los cuarteles generales del Departamento de Policía (NYPD) a la que asistieron cientos de agentes del orden y líderes cívicos, incluyendo miembros del Concejo Municipal y fiscales distritales y federales.

“Mi compromiso será trabajar con ustedes para asegurar que en todo momento la política de esta ciudad se haga en forma constitucional, con respeto y compasión”, dijo.

Bratton toma el timón del departamento, compuesto por 34,000 agentes, mientras intenta mantener un histórico descenso en el crimen y un extenso programa antiterrorista.

El nuevo jefe policial —que también lideró los departamentos policiales de Boston y Los Angeles— reemplaza a Raymond Kelly.

De Blasio indicó que Nueva York permanece como importante blanco del terror y dijo que su administración “no escatimará esfuerzos” para proteger a los neoyorquinos, pero que esto no debería ser hecho a expensas de los derechos de la comunidad.

Según Bratton, hay cambios necesarios que realizar al programa “Detención y cacheo”, para lograr respeto entre la comunidad y la Policía.

“Me aseguraré que los agentes sigan cumpliendo con su deber, pero que la comunidad sienta que no está siendo abusada en el proceso… que se vean con confianza y respeto”, dijo el comisionado número 42 de la Gran Manzana.

El comisionado anticipó que comenzará con visitas a cada uno de los cuarteles en toda la ciudad. Además, señaló que seguirá reforzando la “Operación Crew Cut”, que calificó de “esencial” para mantener el crimen a un nivel bajo.

Esta iniciativa fue creada por el excomisionado Kelly utilizando las diferentes redes sociales para ayudar a que los crímenes cometidos por adolescentes y pandilleros disminuyeran a la mitad en el 2012.