Deciden hoy acuerdo en caso de niña con muerte cerebral

Los abogados de la familia de Jahi McMath, declarada con muerte cerebral, y los del Hospital de Niños de Oakland se encuentran en pláticas para definir el destino de la menor
Deciden hoy acuerdo en caso de niña con muerte cerebral
La familia de Jahi McMath busca trasladarla a una clínica de Nueva York para mantenerla con el soporte vital.
Foto: Archivo / AP

Se espera que hoy se resuelva la batalla entre los abogados del Hospital de Niños de Oakland y la familia de una niña declarada con muerte cerebral, que lucha para que la menor de 13 años no sea desconectada del soporte vital.

La magistrado federal, Donna Ryu supervisará la conferencia de conciliación obligatoria entre los abogados del hospital y los de la familia de Jahi McMath, quien fue declarada con muerte cerebral el 12 de diciembre, tres días después de someterse a una cirugía para extraerle las amígdalas.

El juez de la Corte Superior del Condado de Alameda, Evelio Grillo ordenó el lunes al Hospital de Niños de Oakland mantener a Jahi McMath en un respirador hasta las 5 de la tarde del 7 de enero.

La familia de Jahi busca trasladarla a la clínica New Beginnings Community Center en Nueva York, la cual ha aceptado tomar a la niña.

Sin embargo, el hospital en el que se encuentra tiene ciertas políticas que han impedido el traslado de la menor.

La familia de Jahi ya cuenta con un lugar al cual trasladarla, además del consentimiento de La Oficina del Forense del condado de Alameda, pero le hace falta un doctor que esté dispuesto a intervenir a la menor realizando una traqueotomía para respirar y la inserción de un tubo gástrico para la alimentación, según reporta el San Jose Mercury News.

Bajo las reglas del Hospital de Oakland, ningún doctor que no trabaje en el hospital puede realizar una intervención en un paciente, por lo cual Jahi deberá ser trasladada a un lugar cercano para ser intervenida y depués ser traslada a Nueva York.

El abogado del Hospital Douglas Straus sostiene que el personal del Hospital de Niños no tiene ninguna obligación legal para operar en el cuerpo de una persona muerta.

Hasta el momento, la familia no ha encontrado un médico que esté dispuesto a realizar la intervención quirúrgica en la menor.