Águilas en la frontera

América visita el duro fortín de los Xolos en el regreso de Mohamed
Águilas  en la frontera
El 'Turco' Mohamed (centro), regresa al estadio Caliente de Tijuana, el lugar donde se hizo ganador, pero hoy como entrenador de América.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— Antonio Mohamed no quiere moverle nada al América, porque tal y como están, es perfecto.

El técnico de las Águilas repetirá alineación, en espera de mantener el buen paso.

Su regreso a Tijuana lo tienen feliz porque lo remite a momentos de triunfo en su carrera, aunque admitió que queda muy poco del plantel que dirigió.

“Cuando llegamos a Tijuana hace 3 años, tenía problemas de descenso, se salvó al equipo, fuimos campeones, se jugó Libertadores, fui muy feliz, me reencontraré con la gente de allá, pero adentro somos rivales y quiero ganar”, explicó.

La práctica de ayer se efectuó en la cancha sintética del Nido de Coapa, donde el timonel aprovecho para darle algunos consejos a sus pupilos.

“Les dí varios tips, conocemos la cancha y esperemos que ayuden, como el bote del balón, la ventaja la tienen ellos que están todos los día ahí, pero no es excusa, es un partido de futbol”, agregó.

Mohamed también salió al paso para frenar la polémica sobre el arbitraje al advertir que siempre habrá marcaciones a favor y en contra.

“El error arbitral es parte del juego, si algún técnico o jugador sabe que un árbitro se equivoca a propósito que me digan porque me retiro y no hablamos más, porque si no le damos de comer a todo un entorno que no genera futbol”, expuso.

“Los árbitros son humanos que tienen que correr más que los jugadores, ir de área a área y ver sí hay contacto o no”.

Incluso dijo que lo único que podría ayudar en este tema sería poner a dos colegiados, uno en cada mitad de la cancha.

“No me gustan las presiones públicas porque al final todos son perjudicados y favorecidos de la misma manera”, añadió.

El timonel azulcrema también dejó en claro su postura frente al tema de los naturalizado, pues para él no hay nacionalidades, sino jugadores que lo hacen bien o mal en la cancha.

“Los jugadores no tienen nacionalidad sino calidad, si Raúl Jiménez juega bien y lo vienen a buscar de Europa, lo hacen por su juego no porque es mexicano, no tiene nada que ver el cupo que hay dentro de la cancha”, detalló.

Antonio Ríos y Pablo Aguilar no viajarán a Tijuana y comenzarán a jugar con la Sub-20 la semana entrante para comenzar a tomar ritmo.