Mancha trifulca triunfo de Tigres

Cuadro del 'Tuca' al fin anota y gana en su debut en la Copa MX
Sigue a El Diario NY en Facebook
Mancha trifulca triunfo de Tigres
Édgar Iván Pacheco intenta frenar el avance de un jugador de San Luis en el Estadio Alfonso Lastras.
Foto: MEXSPORT

SAN LUIS, méXICO.— Los Tigres consiguieron su primer gol del 2014 y su primer triunfo, al vencer 1-0 a San Luis en el inicio de la Copa MX.

En un partido manchado por las agresiones a la afición felina de parte de los seguidores potosinos, los auriazules al menos lograron cosechar sus primeros puntos en la Copa.

Un tempranero gol de José Francisco “Gringo” Torres, aprovechando un grave error defensivo apenas a los 7 minutos, fue suficiente para que Tigres se impusiera en San Luis.

El zaguero potosino Alexis Loera le entregó el balón al volante felino en un intento de salida. Torres bajó el balón con el pecho y avanzó sin marca hacia la portería, para anotar con un zurdazo potente.

San Luis intentó reaccionar y tuvo ocasiones claras de gol, las cuales no supo aprovechar y terminó cayendo.

El encuentro entre Tigres y Atlético San Luis se suspendió 20 minutos, previo al segundo tiempo, debido a una invasión de aficionados que bajaron a la cancha para resguardarse de una trifulca ocasionada por hinchas potosinos.

Aficionados de San Luis agredieron a golpes a fans felinos en la tribuna de Preferente, ante la nula asistencia de la Policía.

En Guadalajara, Atlas no pudo en casa y tuvo que venir de atrás para rescatar el empate 1-1 ante Necaxa, en el partido de ida de la Llave Uno del Grupo 5 de la Copa MX, disputado en el Estadio Jalisco, que registró una pobre entrada.

Todavía no se disputaban los primeros diez minutos de acción cuando el conjunto hidrocálido se fue al frente en el marcador, luego de una falta dentro del área sobre Jesús Isijara. El propio jugador se encargó de ejecutar la pena máxima para poner el 1-0, al 6′.

La Furia Rojinegra asimiló esta tempranera anotación y se fue al frente en pos del empate, el cual consiguió en un cabezazo de Martín Barragán, al 28′, para irse así al descanso.