LLena de inspiración fraternal

El arte de Katherine Emely Gómez se basa en su fallecida hermana
Sigue a El Diario NY en Facebook
LLena de inspiración fraternal
Katherine Emely Gómez junco con su mamá durante la exposición que organizó con nuevos artistas.

Nueva York — Katherine Gómez lo tiene todo, es joven, inteligente y bella. Pero lo que siempre le hará falta en la vida es la presencia de su hermana gemela Emely Gómez, quien falleció en noviembre de 2012 a causa de un ataque de epilepsia mientras dormía, tenía tan solo 23 años.

A pesar del dolor que le produjo a Katherine y a su madre una pérdida tan trágica, la joven dominicana ha encontrado en el arte una forma de expresar el vacío que dejó la prematura partida, y también ha utilizado la fotografía para exaltar la huella que su querida hermana dejó en el mundo.

“Todo mi trabajo está inspirado por mi hermana, estoy terminando mi maestría en artes digitales y si pudiera escoger un tema para desarrollar mi carrera, sería ella. Ha funcionado muy bien, mucha gente ve lo que hago y se sienten realmente conmovidos, se les hace la piel de gallina…”, dice Gómez.

El tributo que la fotógrafa ha venido realizando de su hermana inició casi desde el mismo momento en que se dio la tragedia, y de acuerdo a ella, junto a su madre se han asegurado de no faltar a esta costumbre, de hecho, cada mes hacen algo diferente para recordarla.

“Como somos gemelas, siempre hemos sido una clase de celebridades desde niñas. Aunque ella no está acá yo amo hablar de ella. Mi mamá y yo la honramos con un trabajo de arte cada mes, e invitamos a la gente del barrio”.

El recuerdo de su gemela, quien siempre se mantuvo activa dentro de la comunidad, también ha incentivado a Gómez a ayudar a otros, y hace tan solo un par de semanas, la dominicana vio materializada su primera exhibición en la galería The Living en Brooklyn, para la cual también invitó a varios artistas.

“Me sirve a mí para continuar y también a los otros artistas, para muchos esta es la primera vez que presentan su trabajo en Nueva York…me gusta ayudar a todo el mundo, y hubiera querido poder tener a muchos más”, asegura.

La fotógrafa concluirá su maestría esta primavera, y aunque ya tiene un trabajo de tiempo completo con la compañía de chocolates Godiva, también tiene dentro de sus planes asegurar un sitio propio en donde organizar exhibiciones de arte.

“Envié una propuesta a la ciudad de Nueva York para tener mi propio espacio, creo que sería algo increíble… me gustaría que fuera en El Bronx, porque veo que Brooklyn y Manhattan tienen muchos lugares ya”, concluye.