Obama relega el tema migratorio en su “Estado de la Nación”

La breve mención a la reforma migratoria en el discurso del Estado de la Nación, ¿se debe a una estrategia o es abandono?

Guía de Regalos

Obama relega el tema migratorio en su “Estado de la Nación”
El presidente Barack Obama pronuncia su discurso del Estado de la Unión en el Capitolio en Washington.
Foto: AP

Pocos esperaban una acción contundente en inmigración por parte del Presidente Barack Obama durante el discurso del “Estado de la Nación”. ¿Pero cien palabras en un discurso de más de 6000?, el poco énfasis en el tema, tan importante para la base latina demócrata, sorprendió a algunos y por otra parte, pareció completamente lógico a otros observadores.

“Un pesimista diría que se ha resignado a que la reforma no sea parte de su legado”, indicó Adrián Pantoja, profesor de Pitzer College. “Lo que dijo fue, desafortunadamente, lo mismo de siempre y esta vez, con mucho menor énfasis”.

Aunque grupos activistas habían señalado que no esperaban una orden ejecutiva del presidente para detener las deportaciones o acciones radicales, el poco énfasis del discurso en el tema generó reacciones de profunda desilusión.

“Su política “de facto”, de separación de familias, que los republicanos felizmente apoyan, le está ganando un lugar vergonzoso en la historia”, dijo Kica Matos, de Fair Immigration Reform Movement.

No obstante, otros observadores aseguraron que la poca mención de inmigración es una estrategia deliberada del Presidente para darle el espacio a los republicanos a que presenten sus principios de reforma, que se discutirán a partir de mañana en un retiro del partido en Maryland.

“Los activistas quieren fuerza, pero si Obama echaba en cara el tema a los republicanos justo antes de la lucha interna que van a tener en ese retiro, hubiera sido peor”, dijo la analista política Sherry B. Jeffe.

Ali Noorani, de National Immigration Forum, dijo que la poca mención fue “deliberada e inteligente”.

Activistas en las bases, sin embargo, recordaron que cada momento que pasa sin solución y sin que Obama actúe para proteger a ciertos grupos, “un padre, una madre, están siendo deportados, las palabras se las lleva el viento”, dijo Ricardo Moreno, activista de la Iglesia Presbiteriana.