Amanda Knox apelará condena de 28 años de cárcel en Italia

"Ha sido un buen leñazo, recurriremos. Amanda es inocente", dijo hoy uno de sus abogados, tras conocer el veredicto
Amanda Knox apelará condena de 28 años de cárcel en Italia
Amanda Knox recibió la noticia de la nueva condena sin llorar, ni hablar, según su abogado.
Foto: Archivo / AP

Roma, 30 ene – El Tribunal de Apelación de Florencia condenó hoy a 28 años y seis meses de prisión a la estadounidense Amanda Knox, y a 25 años a su exnovio, el italiano Raffaele Sollecito, por el asesinato de la británica Meredith Kercher en 2007 en Perugia.

Hasta hoy, el único condenado en firme por el asesinato de la joven de 21 años, que se encontraba en Italia cursando el programa de intercambio europeo Erasmus, es el marfileño Rudy Guede, quien fue condenado a 16 años de cárcel tras elegir un juicio breve.

Además de las condenas de cárcel, el presidente del tribunal ha dictado medidas cautelares para Sollecito, para quien ha ordenado la retirada del pasaporte italiano y su documento de identidad para impedir la salida del país, mientras que Knox no ha recibido ninguna de estas medidas que ayer solicitó el fiscal general Alessandro Crini en caso de condena.

Knox abandonó Italia cuando fue absuelta por el Tribunal de Apelación de Perugia en el 2011, por lo que ha seguido este proceso judicial desde su ciudad natal, Seattle (noroeste) en la que ha recibido la noticia de su condena “impertérrita“, sin llorar, ni hablar, según dijo su abogado Carlo Dalla Vedova.

“Ha sido un buen leñazo, recurriremos. Amanda es inocente“, aseguró otro de sus abogados, Luciano Virga.

La defensora del italiano, Giulia Bongiorno, aseguró el veredicto “es solo un episodio del proceso” puesto que la sentencia será impugnada ante el Tribunal Supremo.

Después de 11 horas de deliberaciones, los jueces del tribunal toscano, junto con un jurado popular compuesto por seis personas, pusieron punto y final a este proceso con la condena de los jóvenes que en la noche de los actos estaban presentes en el domicilio de la británica asesinada.

El caso ocurrió durante la noche del primero de noviembre de 2007, cuando la joven británica Meredith Kercher, de 21 años por entonces, fue asesinada en su domicilio de Perugia, ciudad en la que estudiaba gracias a una beca de intercambio estudiantil.

Con ella estaban la estadounidense Amanda Knox, de 26 años en la actualidad, y el que fuera su pareja, el joven italiano Raffaele Sollecito, de 29, además del marfileño Rudy Guede, de 26, los principales sospechosos del asesinado de Kercher.

Según los fiscales, la joven Kercher no quiso participar en un “juego sexual” propuesto por los tres acusados, por lo que Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba.

Al comienzo del proceso judicial, el marfileño optó por un juicio rápido por lo que le fue impuesta la condena de 16 años de prisión. Por el contrario, tanto Knox como Sollecito siempre han defendido su inocencia, lo que no evitó que pasaran cuatro años en prisión, hasta el año 2011 cuando el Tribunal de Apelación de Perugia les absolvió y tras lo cual, Amanda Knox regresó a Seattle.

En 2012, un recurso de la familia Kercher reabrió el proceso que ha desembocado en la vista de hoy, la última de este juicio que ha venido levantando una gran espectación mediática por la juventud de los acusados y por el vínculo sexual que, supuestamente, les unía y que ha inspirado libros y series de televisión.

No obstante, la sentencia de hoy podrá ser nuevamente recurrida al Tribunal Supremo como última instancia.