Puerto Rico decreta 3 días de duelo por muerte de Luis Raúl

El gobernador Alejandro García Padilla ordenó que las banderas ondeen a media asta en las dependencias públicas

San Juan – El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, decretó tres días de duelo en el país, a partir de el lunes, por el fallecimiento en la madrugada de este domingo del actor puertorriqueño Luis Raúl Martínez Rodríguez.

“Luis Raúl, además de ser un extraordinario actor y comediante, era un gran puertorriqueño, con un amor profundo por su pueblo”, dijo el mandatario al anunciar que las banderas ondearán a media asta en las dependencias públicas.

García Padilla envió “a su familia, un sincero abrazo, con la confianza de que Dios les brindará consuelo ante esta inesperada perdida”.

“Wilma y yo levantamos una oración por su eterno descanso”, declaró sobre el comediante que murió a consecuencia de una pulmonía bilateral.

Durante los tres días de duelo, que comienzan el lunes, 3 de febrero, las banderas ondearán a media asta en todas las dependencias públicas.

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, también decretó tres días de duelo por la muerte del artista, quien era natural de esa municipalidad.

El comediante murió luego de 18 días de haber sido ingresado en la unidad de cuidado intensivo del hospital Pavía en Hato Rey, debido a una pulmonía bilateral.

El artista de 51 años sufrió daños en su pulmón izquierdo y estuvo conectado desde el pasado 27 de enero a un respirador artificial por recomendación de su neumólogo.

Luis Raúl, quien nació el 6 de marzo de 1962 en Ponce, demostró interés por el mundo artístico desde pequeño, participando en espectáculos en escuela elemental e intermedia.

A pesar de que sus padres no querían que fuera artista, consiguió descollar de una forma sólida para dejar una trayectoria de mucha risa y alegría para el pueblo puertorriqueño.

Al graduarse de cuarto año, el actor ingresó en el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez a estudiar ingeniería química, pero luego de su segundo año cambió a la Facultad de Administración de Empresas y tomó cursos electivos en teatro, según su biografía publicada en la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Al mudarse a San Juan en 1991, Luis Raúl fue decorador de vitrinas, vendió hot dogs y pop corn en el Cine Teatro Río Piedras y ejerció una función similar en el desaparecido Teatro Royal de la calle San Justo, en el Viejo San Juan.

Luis Raúl afinó su talento en la Academia de Actuación de Ofelia D’Acosta y en la Compañía de Variedades Artísticas.

Durante dos años interpretó el personaje de Payaso Panzón en el espectáculo “Domingo chico”, hasta que en 1993 debutó en la obra profesional “Los títeres de Cachiporra”, con Producciones Candilejas.

El 14 de noviembre de 1985 marcó su debut protagónico en la pieza “Un mismo corazón” que abordaba el tema del sida, mientras un año más tarde estuvo en su primera obra infantil, “El patito feo”.

Luis Raúl trabajó como extra en telenovelas de Telemundo y tuvo participaciones cortas en programas como “Cuqui” y ”Soy Awilda”.

El artista realizó espectáculos tipo “stand up comedy” como “Luis Raúl está que pica”, “Todavía me queda cuerito”, “Ensarta’o en la vara”, “El encontronazo de fin de siglo” con Silverio Pérez, “A que me la hago en Navidad”, “A cuero pealo”, “¡Qué clase de lengua!”, “Con los huevos a peseta”, “La cosa está pelúa”, “Chiquitito, pero juguetón” –del que hizo una película–, “Me pasaron por la piedra” y “El bello y la bestia” con Raymond Arrieta, entre otros.

En cine apareció en “Broche de oro” con Jacobo Morales, Diego de la Texera, Adrián García y Luis Omar O’Farrill.