Dennis Reyes ya piensa en el retiro

GUATAMARE, VENEZUELA — Dennys Reyes no abriga nostalgias de sus mejores tiempos en el beisbol. Ya no es aquel incombustible relevista que brilló en las Grandes Ligas durante la década pasada, pero eso no lo perturba. Resignado a lo que es hoy en día, el lanzador mexicano con más apariciones en las Grandes Ligas (673) disfruta el béisbol aunque ya su sinker y su slider no sean las mismas de otrora.

El escopetero zurdo de 36 años viajó a la Isla de Margarita, en Venezuela, como parte de la representación mexicana en la Serie del Caribe; y en sus alforjas metió la misma ilusión que tuvo cuando debutó en las Grandes Ligas con apenas 20 años o cuando defendió por primera vez él a su país.

“Todavía no he perdido la emoción por jugar el béisbol”, aseguró el nativo de Higueras de Zaragoza, en México. “Pero claro que he pensado en el retiro. Ya son 22 años en el béisbol profesional y sé que estoy cerca. En cualquier momento doy la sorpresa”.

¿Cómo se ha sentido en esta nueva visita a Venezuela?

Contento todo el tiempo de venir aquí. Es mi tercera oportunidad en este país, que es muy bonito. Lo mejor es que vengo representando México. Tener México en el pecho es un sueño de niño. He tenido la suerte de haberlo hecho en varias ocasiones.

¿Usted debutó muy joven en las Grandes Ligas, qué fue lo más difícil?

Estar lejos de la familia es un esfuerzo grande que uno hace. Es uno de los principales obstáculos que uno debe pasar. Después viene establecerte, que ha sido una de las cosas más difíciles en mi carrera: tratar de aprender que cuando pasan los años, los demás te conocen y tienes que hacer ajustarte a ellos. Hay que estudiar a los contrarios para mantenerse. Es algo que cuesta trabajo, pero Dios me dio la capacidad de hacerlo.

¿Cuál ha sido el mayor sacrificio en su carrera?

Estar lejos de mis papás y mis abuelos. Yo tuve la mala suerte que mis abuelos fallecieron cuando yo no estaba en casa. Mi abuelo falleció mientras yo estaba en Venezuela trabajando, y no pude estar con él. Es una de las cosas más difíciles como jugador, pero lo tienes que hacer.

¿Extraña estar en las Grandes Ligas? desearía volver?

No, creo que todo tiene una era y uno tiene que entender que ya se te acaba. Creo que mi carrera Grandes Ligas ya se acabó. No aspiro a llegar allá ni nada de eso. Ahorita estoy divirtiéndome. Jugando con gusto y compitiendo, que es lo que más me gusta.

¿Fue difícil asimilar que ya se acabó la carrera en las Grandes Ligas?

No, porque fueron muchos años. Duré 13 años completos y 15 temporadas en total. Creo que fue un período bastante fuerte. Soy el mexicano con más apariciones en las Grandes Ligas, he cumplido muchas de mis metas y estoy contento con ellas. Por eso digo que no lo extraño ni lo ansío.