Reforma migratoria: 10 mentiras al descubierto

Reforma migratoria: 10 mentiras al descubierto
Mientras se pierde tiempo con argumentos falsos, los inmigrantes mantienen sus esperanzas en que se apruebe la reforma migratoria.
Foto: Archivo

Los republicanos no confían en que el Presidente cumpla leyes migratorias

(Presidente de la Cámara, John Boehner)

Ningún otro presidente de la era moderna ha deportado a tantos inmigrantes, casi 2 millones. Y los republicanos lo saben, porque son quienes han otorgado los fondos y creado las cuotas mínimas de detención en el Congreso.

El Presidente no tiene las suficientes herramientas de autoridad ejecutiva para detener las deportaciones

(Cecilia Muñoz, directora consejo asesor de política interna de la Casa Blanca)

Hiroshi Motomura, profesor de ley de inmigración en UCLA, es uno de docenas de expertos legales que han asegurado que el Presidente Obama puede hacer mucho más para proteger a ciertos grupos de inmigrantes de la deportación. Entre los presidentes que hicieron órdenes ejecutivas para proteger a grupos de inmigrantes están Eisenhower, Kennedy Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan y Clinton.

“El público estadounidense quiere control fronterizo antes que amnistía (legalización)”

(Senador John Cornyn, republicano)

La más reciente encuesta de CNN preguntó a los estadounidenses si preferían un plan que priorizara la residencia legal o si preferían darle prioridad a la deportación. 54% dijo residencia, 41% dijo deportación. Entre demócratas: 69% a 27%, independientes 55% a 29% y entre republicanos 34% a 62%.

“Nuestra prioridad es la de perseguir a delincuentes, pandilleros… no a estudiantes y otros que están aquí sólo para ver cómo alimentan a sus familias”

(Presidente Barack Obama)

En repetidas declaraciones de altos funcionarios de ICE y DHS está claro que la prioridad no son sólo los convictos de delitos que además son indocumentados sino también otras categorías, incluyendo los “que recientemente cruzaron la frontera, infractores reincidentes de ley migratoria y los fugitivos migratorios”. Pero un reciente reporte de TRAC, de la Universidad de Syracuse, muestra que más del 50% de las órdenes de arresto se emiten contra personas que no han cometido delito y sólo 12% del resto son delincuentes peligrosos.

“No se puede recompensar a violadores de la ley con la ciudadanía estadounidense”

Congresista Raul Labrador

Labrador y otros republicanos se refieren a todos los indocumentados como infractores de la ley y “delincuentes” pero la mayoría ha cometido sólo la infracción administrativa de cruzar la frontera. Ningún proyecto de reforma da “ciudadanía automática”. El aprobado por el senado con lleva 13 años de multas y otros procesos para llegar a ella. Durante su historia, este país dio la ciudadanía a millones de inmigrantes que vinieron ilegalmente. La primera amnistía se dio en 1893 y ha habido al menos seis amnistías grandes y otras más pequeñas.

No se puede aprobar una reforma migratoria en un año electoral

(creencia popular)

IRCA, la Ley de Amnistía de 1986 tuvo su aprobación final 15 días antes de elecciones legislativas similares a las que ocurrirán este mes de noviembre. La reforma de 1990 también ocurrió en un año de elecciones, así como la de 1996, una ley que estableció numerosas restricciones que hoy en día han ayudado a estancar el sistema migratorio.

Reagan se arrepintió de la amnistía, la consideró el peor error de su gobierno

(Congresista Tom Cotton, republicano, Arkansas)

No hay prueba alguna, ni grabada ni escrita, de que el Presidente Ronald Reagan alguna vez dijo que se arrepentía de apoyar la amnistía de 1986, aunque hay quienes lo han repetido en escritos sin fuente concreta. De hecho, hay muchas pruebas de lo contrario, incluyendo videos como este:

“La amnistía” destruirá políticamente a los republicanos

(Ted Cruz)

Si bien muchos congresistas republicanos consideran políticamente un suicidio votar por una legalización de inmigrantes por temor a un ataque electoral de la derecha en las primarias que ahora comienzan, todos los analistas apuntan que el verdadero suicido a largo plazo para el partido republicano la continua alienación de los latinos y otras minorías en crecimiento.

Mi abuelo inmigró legalmente

(creencia popular)

Muchos estadounidenses creen que sus ancestros solo vinieron legalmente a este país, pero ignoran que las circunstancias y leyes son diferentes. Al menos 100 millones de estadounidenses tienen sus raíces en inmigrantes que entraron por Ellis Island antes de 1924. Durante todos esos años, Estados Unidos no tenía prácticamente leyes de inmigración ni limitaciones a la llegada. En las paredes del museo de Ellis Island consta que sólo el 3% de los que llegaban, eran rechazados. Además, muchos inmigrantes vinieron sin inspección y recibieron amnistías a lo largo de la historia (ver Mentira #5)

Los inmigrantes de hoy no se integran, no quieren hablar inglés ni ser estadounidenses. Los de antes sí.

(creencia popular, políticos varios)

Todas las olas de inmigrantes a Estados Unidos (la actual es la 4ta gran ola) han sido acusados de no integrarse, por ejemplo, no aprendiendo rápidamente el idioma del nuevo país. Sin embargo, un reciente estudio del Migration Policy Institute indica que los inmigrantes recientes están aprendiendo inglés más rápido que los del siglo pasado. Menos de la mitad de los inmigrantes que llegaron entre 1900 y 1920 hablaban inglés a los 5 años de estar aquí, mientras el 75% de los llegados entre 1980 y 2000 lo hablaban.