México, principal mercado de drones en América Latina

La comercialización de drones ha crecido siete veces en México en el último año.
México, principal mercado de drones en América Latina
Avances tecnológicos en los últimos años han contribuido al crecimiento de la industria de drones.
Foto: EFE

Fueron diseñados para el combate, como potentes armas de guerra, pero hoy un dron puede llevar un pedido a domicilio, ayudar en agricultura, participar en misiones de paz, en el combate a los incendios o monitorear volcanes.

En su definición más simple, se trata de un vehículo aéreo no tripulado o robot volador, dirigido a control remoto, aunque en sus inicios eran de uso militar y semejantes a un avión.

Mario Aurelio González, director y fundador de HeliBoss Latinoamérica, comenta que en el último año el mercado mundial de drones creció hasta 10 veces y en México tuvo un alza de siete veces, lo que convierte al país en el principal mercado de América Latina.

El profesor en Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, Rogelio Bustamante Bello, recuerda que la incursión con drones comenzó a principios del siglo XX, aunque su experimentación como tal se dio al término de la Segunda Guerra Mundial.

Bustamante Bello destaca que no fue sino hasta que se desarrollaron los nuevos sistemas microelectrónicos que los drones pudieron extender su presencia en el campo comercial, gracias al desarrollo de sistemas de bajo consumo de energía, peso y con alta capacidad de almacenamiento de información y alta definición.

En particular este desarrollo se incrementó en la última década, lo que permitió que en los últimos cinco años el mercado pasara del comercio de helicópteros de juguete, a nuevos sistemas de observación, a precios accesibles, pues en los últimos cinco años el costo de esta tecnología ha bajado hasta 10 veces.

Por ello, entre los clientes que hoy recurren a drones se encuentran gobiernos, universidades, así como productores de cine y video que comienzan a explotar las ventajas que ofrecen los nuevos sistemas automáticos de reconocimiento.

Aurelio González destaca que HeliBoss inició con la venta de helicópteros, pero concretó una alianza con la principal empresa de drones comerciales en el mundo -DJI- en un momento en que esta tecnología no tenía tanto peso.

A cuatro años de ello, hoy la misma DJI tiene un mercado en el que tan solo en 2013 llegó a colocar hasta 10 millones de equipos y en donde HeliBoos se ha posicionado como el principal distribuidor en América Latina.

La base más grande de clientes de HeliBoss son productores de video y empresas que se dedican a hacer comerciales y videos corporativos; y en segundo lugar está el área de investigación científica, ingeniería, construcción y arquitectura.

Recientemente, una empresa cervecera en Estados Unidos difundió vía You Tube pruebas para repartir -mediante drones- cerveza a domicilio, mientras que la Guardia Nacional de California desplegó recientemente un avión no tripulado Predator en apoyo de los bomberos que estuvieron luchando contra el fuego que avanzó en el parque nacional Yosemite.

A su vez, el gobierno de Emiratos Árabes Unidos anunció un proyecto de aviones no tripulados para entregar documentos oficiales a los ciudadanos.

En México, Mauricio Bretón González, vulcanólogo integrante del Comité Científico Asesor para el Volcán de Fuego de Colima, manifestó la posibilidad de usar drones para la vigilancia volcánica, sobre todo en un volcán tan activo como el de Colima.