México detiene a operador financiero de Los Templarios

La Policía Federal capturó a Juan Reza, presunto cerebro financiero del cártel, y a Heliodoro Moreno, hermano de "El Chayo"
México detiene a operador financiero de Los Templarios
Las autoridades ofrecían una recompensa de $378,000 para dar con la captura del presunto delincuente.
Foto: Archivo

México.- Elementos de la Policía Federal capturaron este martes a Juan Reza Sánchez, alias “Juanito”, presunto responsable del manejo de recursos de procedencia ilícita de Los Caballeros Templarios.

Reza Sánchez es considerado un operador financiero del cártel y era uno de los más buscados de esa organización: por información que llevara a su captura, la Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía hasta $378,000.

De acuerdo con un comunicado de la Comisión Nacional de Seguridad, Juan Reza inició sus actividades delictivas bajo el mando de José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango”, y Nazario Moreno González, alias “El Chayo”, fundadores de dicha organización criminal.

Tiene una orden de aprehensión vigente librada por un Juez Federal con sede en Tepic, Nayarit, por delitos contra la salud y delincuencia organizada.

La detención de Juan Reza Sánchez se logró en seguimiento a los trabajos de inteligencia de la Policía Federal con apoyo del sistema Plataforma México, lo cual permitió identificar su desplazamiento en los estados de Jalisco y Tamaulipas hasta llegar a su localización y aseguramiento en Querétaro, en un operativo sin realizar un solo disparo, plantea el comunicado oficial.

Al momento de su detención le fue asegurado un fusil de asalto, aproximadamente 2.2 libras de de metanfetamina –al parecer crystal–, diversas cápsulas al parecer con cocaína, así como equipo de telefonía móvil, un vehículo y documentación diversa.

Tras haberle leído la Cartilla de los Derechos que Asisten a las Personas en Detención fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO).

En diciembre de 2010, “Juanito” fue protagonista de un escándalo luego de que el diario El Universal revelara que recibió subsidios económicos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en el ciclo primavera-verano 2009.

El capo, por quien las autoridades ofrecían $378,000, obtuvo los beneficios contemplados en el programa Apoyo de Procampo Tradicional, Registro Alterno y Capitaliza, según un reporte con clave PF/JEM/SIII/DG/3075/2009, fechado el 25 de noviembre de 2009, de la entonces denominada Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

El dato fue revelado luego de que el fiscal encargado de la indagación pidió a agentes federales buscar mayores informes sobre Reza Sánchez, y al consultar su nombre en buscadores de Internet, encontraron que el integrante del cártel de “La Familia Michoacana” aparecía en el portal electrónico de la Sagarpa.

“En la página http://www.aserca.gob.mx, que es una página de la Sagarpa, encontramos que el C. Juan Reza Sánchez, alias ‘Juanito’, recibió apoyos económicos por parte de Procampo Tradicional, Registro Alterno y Capitaliza, en el ciclo primavera-verano 2009, planteó el parte informativo de la SIEDO.

En este contexto, la Sagarpa entregó la documentación que acredita la entrega de subsidios del gobierno federal al narcotraficante.

En un operativo distinto, la Policía Federal también detuvo a Heliodoro Moreno, medio hermano de Nazario Moreno “El Chayo”, líder de Los Caballeros Templarios.

Según fuentes de la corporación, el aseguramiento se llevó a cabo este martes en la madrugada en Apatzingán, Michoacán.

Moreno habría sido detenido en posesión de drogas y una granada de fragmentación, y manifestado formar parte del grupo criminal.

Nazario Moreno González, conocido como “El Más Loco”, “El Chayo” o “El doctor”, fue dado por muerto por el gobierno de Felipe Calderón el 9 de diciembre de 2010. Otras fuentes dicen que vive, entre ellas los habitantes de la región y los dirigentes de los grupos de autodefensa. La Policía Federal de Genaro García Luna dijo que lo abatió en Apatzingán pero nunca presentó el cadáver.

Ahora, el actual gobierno federal lo ha dado definitivamente de baja. De hecho, en su lista de los 16 más buscados de Michoacán quedó fuera.

Alfredo Castillo Cervantes, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral en Michoacán, dijo que el gobierno federal se fijó como objetivos para desmantelar al cártel de Los Caballeros Templarios a 26 líderes y a un centenar de jefes de plaza, y descartó que Nazario Moreno sea uno de ellos, pues “no hay evidencia” de que esté vivo y es “una especie de mito o leyenda”.

Apenas el 16 de enero pasado, el padre Gregorio López, encargado de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, adscrita a la Diócesis de Apatzingán, dijo que “Nazario Moreno ayer comió con ‘La Tuta’ [Servando Gómez Martínez] en un rancho que se llama La Cucha, aquí a unas millas de Apatzingán, y el gobierno lo sabía.

Pero había que enfocar, focalizar la mirada en Fausto Vallejo [gobernador de Michoacán], ese decrépito que vino a visitarnos cuando los jefes más nocivos de la reunión estaban reunidos allá, tal vez hasta con seguridad del gobierno mismo, de la XXI Zona Militar, que recibe nómina de Los Templarios”.

La estrategia de enviar fuerzas federales a Apatzingán, Michoacán, es “una farsa, un teatro” porque incluso los elementos de la Policía Federal (PF) reciben su nómina del crimen organizado y el gobierno federal y estatal lo saben, insistió el padre.

El gobierno de Calderón Hinojosa anunció que “El Chayo” había sido asesinado en un operativo militar en Apatzingán, pero su cadáver no fue recuperado ni mucho menos mostrado a la opinión pública por las autoridades, como sí lo hicieron en la captura o muerte de otros capos relevantes.

El 14 de diciembre de 2010, el entonces vocero de Seguridad del gobierno de Calderón Hinojosa, Alejandro Poiré Romero, dio a conocer la noticia; posteriormente el Ejército, la Marina, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República emitieron un comunicado conjunto donde detallaron la supuesta muerte de “El Chayo”.