‘El Chapo’ entre amigos y rivales

‘El Chapo’ entre amigos y rivales
La policía federal y el ejército mexicano llevó a cabo un fuerte dispositivo de seguridad en los alrededores del penal de máxima seguridad del Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez en el marco del ingresó de Joaquín Guzmán, en el recuadro.
Foto: NOTIMEX

MÉXICO — El penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, donde fue encarcelado el capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, reúne a algunos de sus antiguos aliados y archienemigos.

Fue en esta prisión donde en 31 de diciembre de 2004 asesinaron a su hermano Arturo “El Pollo” Guzmán Loera. Otros dos narcotraficantes sinaloenses murieron por esas fechas en situaciones violentas desatadas en esta prisión ubicada a 72 kilómetros de la ciudad de Toluca: Miguel Ángel Beltrán Lugo “El Cejagüera” (a balazos) y Alberto Soberanes Ramos “El Socorro”, cercano a El Chapo, ahorcado.

Entre los rivales de la organización encabezada por ‘El Chapo’ que hoy se encuentran en El Altiplano está Miguel Ángel Treviño “El Z-40”, quien combatió a sangre y fuego la incursión de los sinaloenses en Tamaulipas, donde los Zetas dominaban el paso de la droga hacia Estados Unidos y el secuestro y extorsión de migrantes.

Al Z-40 se le atribuye la masacre de por lo menos 265 transmigrantes, principalmente centroamericanos, entre ellos, los 72 localizados en un rancho del municipio de San Fernando en 2010.

Ronda por otras celdas de El Altiplano, construido en 1991, uno de los hombres más crueles que cayeron en la administración del expresidente Felipe Calderón: Jaime González Durán “El Hummer”, un exmilitar que fue escolta personal de Ociel Cárdenas Guillén, líder del cártel del Golfo.

Aliados peligrosos

En el otro bando, entre los aliados se encuentra recluido ahí mismo Miguel Ángel Félix Gallardo, quien fuera socio en la década de los 80 cuando El Chapo hacía de lugarteniente junto con el fallecido Héctor “El Güero” Palma y los hermanos Arellano Félix.

O Teodoro García Simental, desertor del Cártel de Tijuana acusado de ordenar la disolución de 300 cuerpos de enemigos en ácido y en su momento aliado de El Chapo.

Y Edgar Valdez “La Barbie”, quien emprendió por Sinaloa la guerra contra los Zetas y después fue jefe de sicarios de los Beltrán Leyva con quien Guzmán Loera se enemistó desde 2008 tras la captura de Alfredo Beltrán Leyva “El Mochomo”.