5 formas de consumir avena

Este alimento es un gran aliado para controlar el colesterol
Sigue a El Diario NY en Facebook
5 formas de consumir avena
Para no aburrise, la avena se puede preparar de diferentes formas.
Foto: Archivo

Esta semana recibí correos electrónicos sobre qué comida puede ayudar a bajar el colesterol. Uno de los que recibí fue del lector Oscar S., quien pregunta cómo puede tomarse la avena para que le ayude a controlar su colesterol alto.

La avena es un gran alimento y un enorme aliado cuando se trata de regularizar el aparato digestivo. Contiene fibra, la cual ayuda a limpiar la sangre. Tiene vitamina A, tiamina, calcio, hierro y amino ácidos (proteínas).

Para las personas con colesterol alto, la avena actúa casi como un imán, atrayendo al colesterol y lo descarta en las heces.

Pero aunque la avena es deliciosa es posible que Oscar se aburra si la toma todos los días como una bebida. A continuación hay 5 formas de consumirla, una para cada día laboral.

1. Licuado de avena con banana y leche de soya o almendra -tómelo preferiblemente en ayunas.

2. Copa de avena con frutas (puede servirse como postre) –prepare la avena caliente siguiendo las indicaciones del fabricante, agréguele fruta fresca de la temporada o mermelada natural.

3. Hamburguesa de avena: ingredientes: 1 taza de avena, ¼ de taza de arroz cocido, 8 hongos picados, 1 zanahoria rayada, 1 cebolla pequeña picada, 2 dientes de ajo picados, pan rallado, salsa de soya, agua, aceite de oliva, sal, perejil y comino. Preparación: remoje la avena en agua por una hora. Cocine la zanahoria, los hongos, la cebolla y el ajo en aceite oliva, agregue la salsa de soya. Deje que se enfrié. Mezcle todos los ingredientes y prepara las tortitas, páselo por el pan rallado y póngalas a sofreír.

4. Albóndigas de avena: es casi el mismo procedimiento anterior. En lugar de hacer tortitas, hágalos bolitas. Sírvalo con pasta y salsa de tomate.

5. Arroz con avena: q la preparación normal del arroz, agréguele unas tres cucharadas de avena.

Todo lo que come o inhala forma parte de su cuerpo y le puede ayudar o empeorar su salud. Recuerde lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”.

Para preguntas o comentarios puedes escribir a yurina.melara@laopinion.com.