Michigan debate en la corte adopción y matrimonios gay

La comunidad homosexual sigue el juicio en una corte federal de Detroit que determinará si levanta la prohibición de adoptar niños y casarse a personas del mismo sexo en este estado
Sigue a El Diario NY en Facebook
Michigan debate en la corte adopción y matrimonios gay
La comunidad LGBT continúa en la lucha en aras de lograr que se apruebe el matrimonio gay en Illinois.
Foto: Foto Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- La comunidad homosexual en Michigan sigue este martes atentamente el inicio de un juicio en una corte federal de Detroit que determinará si levanta la prohibición de adoptar niños y casarse a personas del mismo sexo en este estado.

En los primeros testimonios del juicio, que se espera dure varias semanas, el juez Bernard Friedman escuchó la petición de una pareja de lesbianas para que anule la prohibición, aprobada en 2004 como una enmienda a la constitución del estado.

La abogada Carole Stanyar, que representa a las demandantes, April DeBoer y Jayne Rowse, dijo que las leyes que prohíben a los homosexuales adoptar niños o casarse “perpetúan la discriminación y desestabilizan a las familias“.

“Ningún otro grupo de la sociedad tiene que pasar una prueba de competencia antes de casarse. Me gustaría que ésta fuera la última vez que las parejas del mismo sexo tengan que defenderse en una corte”, expresó.

“Estas dos mujeres son héroes, no están solas y son abrazadas, apoyadas y celebradas por muchas familias”, afirmó.

La abogada señaló además que la negación del matrimonio homosexual “es un ejemplo más de la discriminación histórica que siempre han enfrentado”, como un grupo “políticamente impopular“.

La asistente de la fiscalía estatal, Kristin Heyse, defendió por su parte la prohibición y exhortó al juez a “respetar la voluntad del pueblo”, que emitió 2.7 millones de votos a favor de una enmienda “que, además de racional, es prudente”.

“Para anular la voluntad de los votantes la corte debería concluir que ser criado por una madre y un padre es intrascendente”, señaló Heyse.

“Esta corte no debería apresurarse en determinar que las madres y padres son reemplazables y descartables”, señaló.

Para la Fiscalía, aunque otras cortes federales han anulado prohibiciones estatales de matrimonios del mismo sexo, han sido decisiones equivocadas porque la definición corresponde a los estados.

El primer testigo de las demandantes fue el psicólogo David Brodzinsky, quien ha estudiado adopciones realizadas por homosexuales.

En su opinión, las cualidades de los homosexuales para criar niños “no son diferentes de las parejas heterosexuales”.

“No hay evidencias de que los niños necesiten de una madre y un padre para tener una crianza positiva y saludable”, afirmó.

Brodzinsky fue interrogado luego por Heyse, quien cuestionó su testimonio al argumentar que los estudios sobre adopción realizados con parejas del mismo sexo no son concluyentes por tratarse de una experiencia muy nueva.

El matrimonio entre personas del mismo sexo se aprobó por primera vez en Massachusetts en 2003 y en la actualidad es permitido en 17 estados y el Distrito de Columbia.

El caso de Michigan comenzó en 2012, cuando DeBoer y Rowse, que llegaron este martes de la mano al edificio de la corte ante un grupo de manifestantes que protestaban con carteles donde se leía “Apoyamos el matrimonio tradicional. Un hombre, una mujer”, interpusieron una demanda para anular la ley que les impedía adoptar.

El caso se amplió cuando el juez Friedman las invitó a agregar la prohibición del matrimonio homosexual a la misma causa.

En la demanda se argumentó que la enmienda viola la Cláusula de Protección Igualitaria de la Constitución federal, que prohíbe que los estados traten a sus habitantes de manera diferente ante la ley.

La Fiscalía respondió en un documento presentado en la corte antes del juicio que “no está en disputa que el derecho al matrimonio es fundamental, pero sí que no es fundamental el derecho a casarse con una persona del mismo sexo”.