Obama habla de retirada militar de Afganistán

El presidente de EEUU dijo a su homógolo afgano que no descarta un retirada total de tropas estadounidense tras el fin de la misión de la OTAN a finales de este año
Sigue a El Diario NY en Facebook
Obama habla de retirada militar de Afganistán
Karzai ha criticado duramente a Estados Unidos por sus acciones contra la insurgencia.
Foto: EFE

Washington.- El presidente Barack Obama telefoneó este martes a su homologo afgano, Hamid Karzai, para tratar la firma de un acuerdo bilateral de seguridad que sirva de marco para mantener una presencia militar en Afganistán después de 2014.

Obama recordó a Karzai que da por hecho que no firmará el Acuerdo Bilateral de Seguridad (BSA, en inglés) mientras esté en el poder, por lo que no descarta un retirada total de tropas estadounidense tras el fin de la misión de la Alianza Atlántica (OTAN) a finales de este año.

“El presidente Obama dijo al presidente Karzai que debido a que ha demostrado que no es probable que firme el BSA, Estados Unidos seguirá adelante con planes de contingencia”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, aseguró poco después que ha pedido a sus oficiales más “flexibilidad”, teniendo en cuenta la posibilidad de una retirada total de Afganistán a finales de este año.

“Al tiempo que continuamos moviendo personal y equipos fuera del teatro de operaciones afgano, nuestras fuerzas proveerán durante los próximos meses varias opciones a los líderes políticos de Estados Unidos y la OTAN“, indicó Hagel en un comunicado.

No obstante, el presidente dejó abierta la opción de cerrar el acuerdo bilateral más adelante este año, una vez elegido un nuevo presidente tras las elecciones presidenciales que comienzan en abril y en las que Karzai no opta a la reelección.

Este retraso complicaría logísticamente la retirada de tropas, ya que no es igual una salida total de los alrededor de 52,000 soldados de la OTAN, que dejar detrás un contingente de varios miles.

Karzai ha criticado duramente a Estados Unidos por sus acciones contra la insurgencia y se ha negado por el momento a firmar el acuerdo bilateral de seguridad que marcará las condiciones para la presencia militar en el país centroasiático tras el fin de la misión multinacional de la ISAF.

La llamada, la primera entre los dos mandatarios desde mediados de noviembre, se produce la víspera de que celebre la reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas, donde el tema central será el futuro de Afganistán tras 2014.

“Cuanto más tiempo estemos sin firmar el BSA, más difícil será para Estados Unidos ejecutar misión alguna. Además, aumenta la posibilidad de un misión de Estados Unidos post-2014 sea más pequeña en escala y ambiciones”, trasmitió Obama a Karzai.

El Pentágono desea que se mantengan unos 10,000 soldados en Afganistán para operaciones conjuntas contra Al Qaeda, entrenamiento y modernización del Ejército afgano, aunque, según el diario The Washington Post, la Casa Blanca baraja un plan con solo 3,000 soldados.

Obama también ofreció este martes su apoyo a Karzai para que las elecciones presidenciales, que comienzan en abril y podrían alargarse varios meses, transcurran con normalidad y sean “justas, creíbles, a tiempo y sean un proceso liderado por afganos”.

Estas elecciones son históricas ya que serán las primeras donde la seguridad no está liderada por las fuerzas estadounidense y de la OTAN y también las que supondrán la salida de Karzai, el líder apadrinado por Washington en el invierno de 2001 tras la caída de los talibán.

Karzai ganó las elecciones presidenciales de 2004 y 2009.