Ciudad opositora sufre gran escasez en Venezuela

Largas filas y barricadas son la orden del día en la capital del estado Táchira, donde se iniciaron las protestas estudiantiles el 12 de febrero
Ciudad opositora sufre gran escasez en Venezuela
Las barricadas creadas por los propios ciudadanos se han extendido por la mayoría de ciudades venezolanas.
Foto: EFE

San Cristóbal, Venezuela – La sublevación ciudadana en San Cristóbal, capital del estado Táchira, levantada en barricadas y protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro desde hace tres semanas, ha acentuado el desabastecimiento de alimentos y productos básicos.

Una pequeña tregua de varias horas facilitó este miércoles que los habitantes de la capital de este estado fronterizo con Colombia, buscaran cómo alimentarse, tras varios días de comercios cerrados o con aperturas intermitentes. Algunas barricadas se abrieron al tránsito. Comenzaron las carreras de una parte a otra de la ciudad, que también carece de transporte público.

Se formaron filas kilométricas en el mercado estatal Bicentenario, y debido a los ánimos tan calientes se realizaron listas para acceder al establecimiento. La gente tardó casi una hora en la panadería de Pueblo Nuevo para comprar cuatro panes españoles. Y 200 metros de larga fila para acceder a Baratta, un conocido supermercado.

“Llevamos desde las 6:30 (casi una hora y media) y lo que nos falta”, dijo Reitty Zambrano, de 34 años, quien exhibía su camiseta del Barça y una sonrisa, pese a todo.

Este abogado se conviertió en portavoz de un grupo de ciudadanos con quienes compartía la espera.

-¿Qué van a comprar?

-Lo que haya, chamo.

-¿Y hasta cuándo?

-Tenemos que seguir, hay que presionar contra el gobierno. No nos doblegamos.

Antes de las barricadas, ya la escasez golpeaba con dureza a los tachirenses, que no sólo sufren el desabastecimiento generalizado de Venezuela, sino también el contrabando de alimentos a Colombia, un negocio de pingües beneficios gracias a la debilidad de la moneda criolla, que también ayuda a vaciar los anaqueles.