Piden ayudar a venezolanos

Ante disturbios generados por las marchas de opositores protestando

MIAMI, Florida (EFE).— El congresista de Florida, el demócrata Joe García, pidió ayer al presidente Barack Obama garantizar a los venezolanos más solicitudes de asilo político y parar las deportaciones ante los disturbios generados luego de las marchas de grupos opositores que han dejado al menos 13 muertos en Venezuela.

“Mientras la gente de Venezuela continúa enfrentando maltrato duro e injusto por parte de Maduro y su régimen, es crítico que encontremos medidas significativas y concretas para ayudar a aquellos tratando de escapar de la violencia y agilizar las solicitudes pendientes”, dijo ayer en rueda de prensa el representante demócrata de Miami, haciendo eco de una carta que envió ayer al presidente Obama.

El congresista cubanoamericano pidió al mandatario “enfrentar la grave situación en Venezuela” y tomar “medidas ejecutivas” que permitan a los venezolanos su estadía legal en Estados Unidos.

García presentó a principios de 2013 un proyecto que busca permitir a los venezolanos que llegaron a Estados Unidos después de la llegada al poder del presidente Hugo Chávez (1999-2014) obtener tarjetas de residencia, independientemente de su situación migratoria actual.

Sin embargo, la llamada Ley de Libertad de Venezuela no ha tenido seguimiento en el Congreso.

José Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX) y quien asistió a conferencia, dijo que es importante que el presidente Obama tome una “medida administrativa”, pues “en Venezuela están matando gente” y hay muchos venezolanos en el “limbo” en Estados Unidos.

Entre 1998 y 2012 unosocho mil venezolanos solicitaron asilo político a las autoridades migratorias de Estados Unidos, explicó Patricia Andrade, directora de Derechos Humanos de Venezuela Awareness.

Andrade agregó que es un recurso que no utilizan mucho los venezolanos debido a que “su índice de aprobación es bajo”.

Por lo menos 13 personas han muerto desde el pasado 12 de febrero, cuando estudiantes opositores realizaron una gran marcha en Venezuela.

Desde entonces se han repetido las manifestaciones en las calles de diferentes ciudades del país, que han dejado también unos 150 heridos.