Sus familias los creían muertos y “resucitaron”

El caso de un hombre en Mississippi que despertó en plena funeraria forma parte de la lista de quienes aseguran haber escapado de la muerte
Sus familias los creían muertos y “resucitaron”
Walter Williams despertó justo antes de que empleados de una funeraria lo embalsamaran.
Foto: Tomada del video / ABC

Hay un dicho popular que afirma que de la muerte nadie se escapa. Pero este postulado bien podría debatirlo Walter Williams, quien tras ser declarado muerto “despertó” a la vida en cuestión de horas.

La oficina forense del condado Holmes, en Mississippi, había confirmado el fallecimiento del hombre, el pasado miercoles, aproximadamente, a las 9 p.m. Tras examinarlo, el médico forense no sintió su pulso y lo declaró muerto en su residencia.

Pero la mayor sorpresa se la llevaron los empleados de Porter and Sons Funeral Home cuando, pocas horas después, se disponían a embalsamar el cuerpo del hombre de 78 años. Como si presintiera lo que le esperaba, poco antes de que iniciaran el procedimiento, Williams comenzó a moverse mientras su cuerpo aún se encontraba sellado en una bolsa. Byron Porter, administrador de la funeraria, indicó a la cadena ABC que nunca había visto nada igual.

Pero hay otros casos que muestran la fina línea entre la vida y la muerte. “Muertos” que “reviven” o cuya identidad es erróneamente establecida son más comunes de lo que usted pueda imaginar.

En noviembre del 2013, Sharolyn Jackson, de 50 años, fue encontrada en una institución de salud mental,en Philadelphia, dos semanas después de que su familia, supuestamente, la enterró.

Su hijo y un trabajador social identificaron, mediante fotos, un cadáver hallado, el 20 de julio, como el de Jackson, de acuerdo con la agencia AP.

Pero, los parientes se despidieron de un cuerpo que, evidentemente, no era el de la mujer.

Familiares y amigos del brasileño Gilberto Araujo no olvidarán su funeral en octubre de 2012, ya que lo vieron entrar por la puerta de su casa cuando se realizaba el velatorio.

El verdadero muerto, que era muy parecido a Gilberto, resultó ser Genivaldo Silva Gama, quien al igual que el hombre trabajaba lavando vehículos, según reseñó la BBC.

El responsable de la confusión resultó ser el hermano de Gilberto, quien identificó erróneamente el cuerpo en la morgue.

José Marcos Araujo explicó que lo confundió porque no había visto a su hermano en cuatro meses.