Prince Royce está imparable y entusiasmado

El cantante de bachata, ya en medio de 'La Voz Kids', revela aspectos de su niñez, personalidad y sus sueños
Prince Royce está imparable y entusiasmado
Para él, el mensaje es “demostrar que cuando hay esperanza podemos lograr nuestros sueños”.
Foto: EFE

Prince Royce está brincando de la emoción por su regreso como coach de La Voz Kids y por haber iniciado su gira por Latinoamérica.

A pesar de estar embarcado en los dos proyectos de manera simultánea, más que demostrar su cansancio en esta entrevista en lo que sería su cuarto día de encuentros similares con la prensa, el cantante de bachata demostró exactamente lo contrario: puro encanto.

Como buen promotor, aseguró que este año el concurso de canto de Telemundoserá mejor porque la producción está más grande y es un lugar más grande”.

Según él, el show, que se emite en horario estelar, los domingos a las 8:00 p.m. —un espacio que ahora es muy competitivo entre las cadenas de habla hispana—, dará batalla en los niveles de audiencia por ser “un show familiar”.

Para él, el mensaje del programa es “demostrar que cuando hay esperanza podemos lograr nuestros sueños”, resumiendo con esta frase el tiempo y la dedicación que él invirtió para poder convertirse de un vendedor de teléfonos al cantante reconocido que es ahora con tan solo 24 años.

No fui muy travieso. Quizás llegué tarde a la casa después de una fiesta o algo así, pero no hice travesuras fuertes”, dijo sin pensarlo mucho.

No obstante, parece poder sacar ese niño que todos llevamos dentro en su actual proyecto de televisión.

“Como solo estamos a pasos de Universal Studios [Orlando], cuando tengo un break [descanso], me voy a un ‘rollercoaster’ [montaña rusa] para refrescarme y regreso para seguir con las grabaciones”, agregó.

Lo académico no era su fuerte, admitió, sobre todo en el caso de las matemáticas. Antes de descubrir su amor por la música, el neoyorquino disfrutaba estudiar ciencias.

“Me gustaba aprender mucho del planeta”, recordó. Y agregó que estaba en el segundo año de la universidad cuando algo sucedió, cambiando su vida para siempre.

“Yo estaba estudiando literatura, me interesaba el periodismo también, cuando sucedió Stand by Me”, dijo entre risas refiriéndose al éxito arrollador que tuvo con el “cover” de la famosa canción que lo catapultó a la fama en 2010.

A pesar de ser el cantante más nominado y triunfador de varios premios durante los últimos años, con 16 Premios Billboard a la Música Latina como ejemplo, hay otras cosas que le quitan el sueño.

“No tengo esa presión de ser el más nominado, ni el más premiado, pero sí de mejorar las composiciones y de que el nuevo disco sea mejor que el anterior”, dijo.

Entre sus metas están presentarse en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York.

“Cuando canto frente a miles me siento más cómodo. Cuando es más grande el público, puedo jugar más con el show, la producción”, reveló.

A la hora de decidir quién elegiría como su coach personal, tuvo varios de donde escoger sin decidirse por uno solo. “Está Marc Anthony con una gran voz y una larga trayectoria… también está Juan Luis Guerra con su bachata. Hay muchos”, dijo con diplomacia.

Hace un tiempo hizo una participación especial en la serie de Nickelodeon Latinoamérica titulada 11 11 En mi cuadra nada cuadra, y después de eso no descarta adentrar en la actuación asegurando que incluso tiene algunas propuestas que está analizando.

Pero además tiene varios planes para convertirse en todo un empresario. “Me interesa mucho el fashion [la moda]: quiero lanzar una línea de ropa, quiero lanzar un perfume también”, confesó.

También está trabajando en su próximo disco, que será en inglés, y tendrá “un poco de pop, R&B, con [algo de] español y tropical”; este CD espera lanzarlo a la venta a finales de año. Y aunque dentro de estos planes no está tener una novia formal, admitió que “todas mis fans, son mis novias”.